Admite Ejército de Camerún baja a manos de milicianos anglófonos

0
70
El Ejército de Camerún admitió la muerte de un militar durante un ataque de milicianos armados a una patrulla en la ciudad de Furu Awa, en el noroeste del país, devenido campo de batalla desde octubre pasado.

Acorde con el parte oficial, el soldado cayó en una emboscada mientras patrullaba con otro compañero. Tanto el noroeste como el suroeste camerunés, regiones en las cuales habita la minoría angloparlante, forman la república de Ambazonia, proclamada como entidad separatista desde octubre pasado, pero carente de reconocimiento regional o internacional.

Desde entonces el gobierno del presidente Paul Biya decretó el toque de queda en ambas zonas, renovado en varias ocasiones, y restricciones de movimientos en motocicletas, vehículos empleados por los separatistas para muchos de sus ataques contra puestos de control operados por el Ejército y la Policía.

Recuentos oficiosos cifran en 120 civiles y en 43 militares las bajas fatales de ambos contrincantes desde el inicio de la violencia que enfrenta a los angloparlantes, el 20 por ciento de la población del país, con las autoridades centrales, en las cuales predominan los francoparlantes.