Addis Abeba queda como ciudad fantasma tras días de disturbios

0
100
Como una ciudad fantasma amaneció hoy por tercer día consecutivo la usualmente movida capital etíope, con muchos de sus centros comerciales, cafés y tiendas cerrados tras los disturbios de las últimas jornadas.
Los jóvenes de la región de Oromia están ingresando a la urbe a través de Addisu Gebaya, lo cual previsiblemente puede deteriorar la situación de seguridad el fin de semana.

Mientras se espera mañana el regreso de miles de combatientes del Frente de Liberación Oromo, radicados en Eritrea, el gobierno decidió reforzar el despliegue de fuerzas de seguridad en todo Addis Abeba, de acuerdo con el reporte del diario The Ethiopian Herald.

Los enfrentamientos se desataron cuando los partidarios del OLF, un grupo rebelde previamente prohibido, en su mayoría provenientes de pueblos étnicos oromo que rodean la capital, ingresaron aquí ondeando banderas de la facción.

Ese gesto enfureció a algunos ciudadanos, que se enfrentaron con los adeptos al OLF, armados con palos y piedras uno contra el otro.

Muchos oromos, que representan alrededor de un tercio de los 100 millones de habitantes del país, ven el OLF y la bandera como una resistencia contra décadas de supuestas prácticas discriminatorias de élites pertenecientes a otras etnias.

Sin embargo, algunos ven dichos emblemas como un símbolo del deseo de dividir la región del resto de la nación.

En declaraciones a los medios estatales, el primer ministro, Abiy Ahmed, llamó a la calma e indicó que cada quien tiene derecho a la libertad de expresión.

‘No habrá un solo ganador cuando los etíopes peleen por banderas u otros temas controvertidos’, subrayó.

‘Deberíamos cooperar entre nosotros resolviendo nuestras diferencias a través del diálogo’.

A su vez, advirtió que ‘fuerzas’ no especificadas quieren incitar a la violencia bajo la apariencia de la controversia. El gobierno no tolerará tales provocaciones, aseguró, mientras instaba a la población a abstenerse de actos que puedan incitar al descontrol.

El comisario de la Policía Federal, Zeynu Jemal, también exhortó a respetar la libertad de expresión de los demás.

No obstante, advirtió Jemal, los efectivos del orden no aceptarán actos de vandalismo.

Antes designado como un grupo terrorista, el OLF fue retirado de la lista a principios de este mes como parte de las reformas políticas emprendidas por la administración Ahmed, que asumió el cargo en abril.