Adama Barrow espera que haya una transición pacífica

0
722

El candidato opositor ganador de las últimas elecciones presidenciales en Gambia, Adama Barrow, ha asegurado que no es necesario que el mandatario saliente, Yahya Jamé, solicite asilo en otro país, al tiempo que ha confiado en que la próxima semana pueda asumir la Presidencia del país en una «transición pacífica».

En una entrevista concedida a la BBC, Barrow ha agradecido el ofrecimiento de Nigeria para dar asilo a Jamé pero ha subrayado que no cree que la crisis política en Gambia sea tan grave como para que el mandatario saliente tenga que irse a otro país.

«Queremos que Jamé siga en Gambia. No creo que haya necesidad de que se vaya a otro país», ha explicado Barrow, cuya victoria en las presidenciales fue reconocida por Jamé en un primer momento y, días después, el mandatario se retractó y denunció que los comicios habían sido fraudulentos.

Barrow, cuya toma de posesión está prevista para el 18 de enero, ha hecho un llamamiento a Jamé para que «respete la Constitución» y participe en un diálogo directo para que sean los gambianos los que encuentren una solución a la crisis.

«Nosotros resolvemos los problemas entre nosotros sin la intervención de nadie. Creo que es lo que preferimos», ha afirmado. El abogado de Jamé presentó el jueves un recurso ante el Tribunal Supremo para exigir que cancele la toma de posesión de Jamé.

Por su parte, Mai Ahmad Fatty, miembro de la coalición política que lidera Barrow, ha asegurado que Jamé tendrá los privilegios que corresponden a un expresidente, incluida una oficina, guardaespaldas y coches de lujo.

«Queremos darle todos los privilegios de un ex jefe de Estado», ha afirmado Fatty a última hora del jueves, según informa Reuters. El predecesor de Jamé, Dawda Jawara, abandonó el país cuando fue derrocado por un golpe de Estado y estuvo exiliado hasta que Jamé le amnistió en 2001.

Barrow ganó las elecciones con el 43,3 por ciento de los votos, frente al 39,6 por ciento obtenido por Jamé, según la Comisión Electoral. El presidente del país ha dicho esta semana que está dispuesto a dar los pasos necesarios para encontrar una solución a la crisis pero no ha aclarado si permitirá que Barrow le releve el 18 de enero.