Acuerdan retorno al cargo de Exvicepresidente sursudanés cesanteado

0
316
El jefe insurgente sursudanés Riek Macha, retornará al cargo del que fue cesanteado hace casi cuatro años, primer vicepresidente, acusado de organizar un complot para asesinar al presidente Salva Kiir, se supo hoy.
Los detalles del entendimiento en principio serán discutidos hoy en una reunión de los dos contrincantes programada para Jartum, la capital sudanesa, acorde con trascendidos.

Machar y Kiir se reunieron aquí, acompañados de los presidentes ugandés, Yoweri Museveni, y sudanés, Omar al Bachir, en la secuencia del diálogo iniciado semanas atrás para finalizar la guerra que los opone causante del desplazamiento de cuatro millones de refugiados, decenas de miles de muertos, la mayoría civiles, y una enorme destrucción.

Queda estipulado que habrá cuatro vicepresidentes: los dos actuales, más Machar; la cuarta posición será asignada a una mujer de un partido opositor aún por determinar, dijo un comunicado de la cancillería sudanesa.

La misma fuente aclaró, sin embargo, que aún quedan aspectos pendientes los cuales serán definidos en negociaciones de ambos beligerantes ‘en Jartum y Kenya en los próximos días’.

El anuncio por Kiir y Machar semanas atrás sobre un acuerdo para cesar hostilidades estuvo ensombrecido por alegaciones de ambas partes sobre violaciones del cese del fuego, las cuales no se han repetido.

En realidad esta es la segunda ocasión en que el presidente sursudanés y el jefe rebelde alcanzan un pacto similar; la anterior fue tres años atrás, pero la reconciliación no prosperó y los fieros combates se reanudaron casi de inmediato.

Machar acusó a Kiir, de la etnia minoritaria dinka, de asesinatos selectivos en Juba, la capital sursudanesa, contra miembros de su tribu, la mayoritaria nuer.

El entendimiento general anunciado a fines de junio pasado estipula la suspensión de hostilidades, el retorno a sus bases del Ejército y de las fuerzas leales a Machar y los demás beligerantes y el reinicio de la extracción de petróleo de los yacimientos sursudaneses bajo custodia de tropas de Sudán.