Acoge Túnez reunión tripartita sobre Libia

0
543
Túnez acoge una reunión tripartita entre autoridades de este país y homólogos de Argelia y Egipto para abordar los recientes avances en la posible solución pacífica al conflicto armado en Libia.

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores, la iniciativa, propuesta por el presidente tunecino, Beji Caid Essebsi, se centra en evaluar los resultados de las consultas que los gobiernos de esas tres naciones realizaron con las facciones libias en pugna en pos de una convergencia de intereses.

Asimismo, de acuerdo con el canciller de Túnez, Khemais Jhindaui, el encuentro busca preparar una cumbre con los jefes de Estado de esos tres países vecinos a Libia.

Al respecto, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto, Ahmed Abou Zeid, ratificó que el conflicto libio, y su solución, encabeza las prioridades de la política exterior de su nación.

La pasada semana se realizaron varias reuniones -indirectas- en El Cairo entre el presidente del Consejo Presidencial de Libia, Fayaz Al Sarraj, y el mariscal Khalifa Haftar junto al presidente del parlamento de Tobruk, Aguila Saleh, mediadas por Hegazi y el ministro de Relaciones Exteriores de Egipto, Sameh Shoukry.

En el diálogo las partes acordaron seguir una agenda de cuatro puntos: Primero, las facciones en punga (Parlamento de Tobruk y Gobierno de Unidad Nacional) formarían un comité mixto de hasta 15 miembros tanto del Parlamento como del Alto Consejo de Estado para discutir la distribución del poder en un futuro gobierno unificado.

En segundo lugar, el Parlamento propondría enmiendas constitucionales necesarias para implementar el Acuerdo de Skhirat, negociado por la ONU en diciembre de 2015. Entre ellas se cuentan las correcciones propuestas por una conferencia celebrada en El Cairo en diciembre de 2016.

En tercer lugar, ambas partes organizarían las elecciones parlamentarias y presidenciales, que se celebrarán a más tardar en febrero de 2018.

Finalmente, las actuales facciones libias en pugna trabajarán juntas para determinar el liderazgo interino hasta que se celebren esos comicios.

Durante los encuentros se analizó también la posición de Haftar como comandante de las Fuerzas Armadas y la ampliación del número de miembros del Alto Consejo de Estado, con sede en Trípoli.

En diciembre de 2016 funcionarios egipcios y representantes de las partes libias emitieron una declaración con los principios a respetarse en la transición: preservación de la unidad territorial de Libia, apoyo a las instituciones nacionales, no injerencia de entidades extranjeros, y mantenimiento de un Estado civil.

Actualmente en Libia existen varios centros de poder repartidos entre el Gobierno de Unidad Nacional, instalado en Trípoli y auspiciado por Naciones Unidas, la Cámara de Representantes de la ciudad de Tobruk (HoR), que no reconoce al GUN, y los remanentes del Congreso Nacional General (GNC), de corte islamista que pretende suplantar al GUN en la capital.