Acnur rechaza repatriación forzosa de somalíes

0
300

campamento de DadaabEl Alto Comisionado de ONU para los Refugiados (Acnur) rechazó hoy apoyar lo que calificó de repatriación forzosa de refugiados somalíes, si Kenya desmantela el campamento de Dadaab por considerarlo lesivo a su seguridad.

Según el gobierno, ese campo de desplazados es un lugar de reclutamiento de efectivos de la organización armada Al Shabab, que recientemente asumió el ataque a la universidad keniana de Garissa, en la cual asesinó a 152 estudiantes y trabajadores.

«No nos involucraremos en una repatriación forzosa, esa debe ser voluntaria», apuntó el vocero del Acnur en Kenya, Emmanuel Nyabera.

Tras el gobierno anunciar un plazo de tres meses para cerrar Dadaab, el campamento más grande del mundo, esas autoridades y el Alto Comisionado debaten sobre el futuro de este asentamiento que acoge a más de 400 mil personas mayormente somalíes, quienes huyeron de la guerra y la hambruna en su país.

No obstante, cerca de 20 mil desplazados abandonaron Dadaab el pasado año y retornaron a Somalia voluntariamente con la ayuda del Acnur, precisó el portavoz Nyabera.

Conforme con diversos medios de prensa, aunque la repatriación continúa, su ritmo disminuyó en los últimos meses por la escasez de lluvias en Somalia y el temor de los residentes del campo de refugiados a sufrir una hambruna si abandonan el territorio keniano.

Si se cierra Dadaab, afirmó el vocero de Acnur, «no va a ser fácil para los desoplazados. Algunos nacieron en este campamento. Otros no tienen familia, ni ningún sitio adonde ir».