Aceleran entrega paquetes de estímulo en sector agrícola sudafricano

0
53
Sudáfrica acelera el proceso de análisis para la distribución de tierras y la entrega de estímulos que respalden la gestión de mujeres y jóvenes en el sector agrícola, se informó oficialmente.
De acuerdo con una nota del gobierno, este tema fue abordado por la ministra de Desarrollo Rural y Reforma Agraria, Maite Nkoana-Mashabane durante una reciente reunión con dirigentes provinciales, alcaldes y consejeros de varias provincias.

Ese encuentro de intercambios de criterios, añade el comunicado, comprendió pasar revista al panorama actual, trazar estrategias, realinear programas y proyectos y revisar el progreso de la implementación del Programa de Acción sobre Desarrollo Rural.

Según las fuentes, esa dependencia gubernamental destinó unos 57 millones de dólares para apoyar los esfuerzos en el sector agrícola este período de siembras.

La Ministra informó que dos fases de la auditoría de tierras finalizaron y que su objetivo fue primero determinar qué cantidad de terrenos se encontraban en manos del Estado en 2013 y después establecer la tenencia, que reveló que solo el cuatro por ciento de las mismas era propiedad de sudafricanos negros.

Agregó que una tercera fase está en marcha y enfocada en raza y género, y la separación de la propiedad en fideicomisos, compañías y organizaciones comunitarias.

Nkoana-Mashabane recordó que en Sudáfrica las mujeres representan una gran proporción de la fuerza de trabajo en la agricultura y de ser las jefas de familia en áreas rurales.

Esto se debe precisar en el estudio en marcha para organizar proyectos y programas con presupuestos en respuesta a las necesidades de esa masa femenina, que sean reflejados en las estrategias gubernamentales, agregó.

La titular de Desarrollo Rural y Reforma Agraria apuntó que como país ‘estamos enfrentando el triple desafío del desempleo, la pobreza y la desigualdad y, por tanto, debemos asegurar que nuestros mayores esfuerzos se dirijan y canalicen hacia el empoderamiento económico de las mujeres y los jóvenes ‘.

Aseveró que su ministerio adquiere bienes en forma de implementos, equipos y mecanización para entregar a las comunidades como un paquete que les permita iniciar la producción.

Esto, señaló, requiere inversiones nacionales y extranjeras que faciliten consolidar asociaciones, aconsejar y enseñar habilidades, así como brindar acceso a oportunidades y mercados.

En cuanto a la capacitación, la dirigente dijo que es necesario priorizarla porque aunque las comunidades poseen sistemas ancestrales de conocimiento estos deben ampliarse con mecanismos modernos en concordancia con la Cuarta Revolución Industrial, lo cual permitirá salir de una agricultura de subsistencia a una de comercialización.