Abogan por asociación más fuerte entre ONU y Unión Africana

0
243
Para abordar los complejos desafíos de paz y seguridad en África, el Consejo de Seguridad de la ONU aboga por una asociación más fuerte con las organizaciones y autoridades de ese continente.
Según dijo al órgano de 15 miembros la representante especial de la ONU ante la Unión Africana (UA), Sahle-Work Zewde, los retos que enfrenta esa región son tales que ni la UA ni la ONU podrían abordarlos cada una por sí sola.

Por ello es tan importante una asociación más fuerte entre ambas, basada en el respeto mutuo y los valores compartidos, expresó.

Como señaló el secretario general de la ONU, António Guterrez, en su informe al Consejo de Paz y Seguridad de la UA, en Addis Abeba la semana pasada, la Unión Africana es uno de los socios estratégicos más importante para Naciones Unidas en materia de paz, seguridad, desarrollo y derechos humanos, recordó Zewde.

Las dos organizaciones han priorizado el desarrollo de una asociación sistemática, predecible y estratégica, consideró.

En ese sentido, se refirió a la firma de la UA y la ONU del marco conjunto para una asociación reforzada en materia de paz y seguridad en abril del año pasado, y también al marco conjunto para la aplicación de la Agenda 2063 de África y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Desde entonces, la asociación se ha caracterizado por una colaboración más estrecha, un intercambio más regular de información y consultas, y una acción coordinada que incluye visitas de campo y declaraciones conjuntas, detalló.

De acuerdo con el reciente informe del secretario general, la ONU y la UA reconocen su interdependencia, así como el papel fundamental de las organizaciones subregionales, que a menudo son las primeras en detectar señales de alerta temprana de conflictos y resultan socios importantes en la promoción del diálogo y la reconciliación.

Asimismo, consideró que si bien la relación entre ambos es más fuerte que nunca, necesitan trabajar aún más de cerca en temas como la prevención de conflictos, con el fin de reaccionar de manera rápida y evitar confrontaciones.

Naciones Unidas mantiene su apoyo a la financiación de las operaciones de paz dirigidas por la UA y autorizadas por el Consejo de Seguridad, pero insiste en la necesidad de contar con ingresos previsibles y sostenidos.