Cascos azules lanzan operación en violenta región centroafricana

0
426
La Misión Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en la República Centroafricana (Minusca) lanzó una operación en la suroriental ciudad de Bangassou, azotada en las últimas semanas por grupos armados.

El portavoz de la ONU Stephane Dujarric precisó que los cascos azules buscan expulsar de esa localidad a hombres armados responsables de la violencia interétnica allí imperante.

Más de dos mil civiles han sido desplazados en los últimos 15 días de Bangassou, donde perdieron la vida tres uniformados de la Minusca, precisó.

Según el portavoz, la fuerza de paz activada en septiembre de 2014 desplegó bases de operaciones temporales en puntos estratégicos de la ciudad, que le permiten ejecutar patrullajes y garantizar un escenario de seguridad propicio para el regreso a casa de los desplazados.

La República Centroafricana sufre desde diciembre de 2013 un conflicto intercomunitario, que tuvo su pico en 2014 y 2015 durante los enfrentamientos y actos de venganza entre los exrebeldes Seleka, de mayoría musulmana, y las milicias anti-Balaka (cristianos y animistas).

Pese a los acuerdos de paz y la presencia de tropas extranjeras en el país, continúan los episodios de violencia, los cuales han sido más seguidos en Bangassou.