173 negros han muerto a manos de la Policía estadounidense

0
370

charlotte-1El afroamericano Keith Lamont Scott, de 43 años, ha sido el último en sumarse este martes a la lista de negros asesinados por la Policía en Estados Unidos en 2016, que ya suman un total de 173. La víctima recibió el disparo de un agente en la ciudad de Charlotte, Carolina del Norte, en circunstancias todavía inciertas.

De los afroamericanos muertos a manos de la policía, un 95% eran hombres y un 84% tenía entre 18 y 44 años, según los datos que recoge el diario estadounidense ‘The Washington Post’. El diario también cifra en 706 el número total de asesinados por la Policía en lo que va de año, la mayoría disparados.

California y Florida son los dos estados donde más negros han fallecido a manos de agentes, 14 en cada uno de ellos, seguidos por Texas, Illinois, Ohio, Louisiana y Carolina del Norte. Si se observa el número total de muertes de todas las razas, California encabeza la lista como estado donde más asesinatos se han producido por la Policía (14%) mientras que Texas se sitúa en segundo lugar.

Según los mismos datos, los afroamericanos no son el grupo más afectado por la violencia policial de Estados Unidos en números brutos sino que la mayoría de muertos en lo que va de año son blancos, en concreto 324, un 45% del total. En proporción al tamaño de la población, sin embargo, el número de muertos negros es cuatro veces más que el de blancos.

El grupo de población blanca destaca porque las víctimas eran de edad más avanzada en comparación con los negros. Un 76% de los muertos tenían más de 30 años, cifra que se reduce al 49% en el caso de los afroamericanos, lo que pone de manifiesto que entre estos últimos son los jóvenes los más afectados.

Otro dato que también llama la atención tiene que ver con la identificación de los agentes autores de los asesinatos y es que, tanto en crímenes cometidos contra negros como contra blancos, la mayoría de Policías no fueron identificados (en torno al 60%).

Las armas están detrás de la mayoría de los asesinatos cometidos contra hispanos aunque los muertes por arma blanca suponen un 25%, un dato superior en comparación con los asesinatos cometidos contra otros grupos.

MUCHOS AGENTES HUYEN DE LA ESCENA

Aunque son minoría, existe un importante número de agentes que abandona la escena del crimen. Hasta el momento, 245 Policías abandonaron el lugar del asesinato mientras que 453 permanecieron en la escena. En el caso de los crímenes cometidos contra blancos, un 31% de los agentes decide marcharse, principalmente en coche o a pie, y esta cifra asciende al 44% en los asesinatos contra negros.