Siete candidatos en la carrera de la FIFA

0
549

Los-candidatos-a-la-FIFALas posibilidades de Nakhid, de 51 años, eran prácticamente inexistentes y su ausencia no cambia el panorama de las elecciones del 26 de febrero.

El argumento de su rechazo por parte de la FIFA roza el amateurismo: Para optar a la presidencia hace falta contar con el apoyo de cinco federaciones nacionales afiliadas a la federación internacional (209 en total), sin embargo una de las cinco que avaló la candidatura de Nakhid había apoyado antes a otro candidato, señaló a la AFP un portavoz de la FIFA.

De esta forma el antiguo jugador del Grasshoppers Zúrich, que actualmente dirige una escuela de fútbol en Líbano, no pudo registrar su candidatura, al no cumplir el primer requisito.

Horas más tarde Nakhid ofreció otra versión a la AFP: «Este doble aval viene de las Islas Vírgenes Americanas. El rechazo de nuestra candidatura no es lógica, depositamos el dosier los primeros. Es un golpe bajo».

La FIFA anunció este miércoles que registró ls otras siete candidaturas: el príncipe Ali Bin Al Hussein (Jordania), Musa Bility (Liberia), Jérôme Champagne (Francia), Gianni Infantino (Suiza), Michel Platini (Francia), el jeque Salmán (Bahréin) y Tokyo Sexwale (Sudáfrica).

Pero la situación de Michel Platini es particular: El presidente de la UEFA está suspendido por el Comité de Ética de la FIFA hasta el 5 de enero por haber recibido en 2011 un pago controvertido de 1,8 millones de euros deJoseph Blatter -también suspendido-, por un trabajo de consejero finalizado en 2002.

Su dosier sólo será examinado en detalle -con un test de integridad- cuando finalice su sanción.

Los otros seis candidatos deben someter sus dosieres a los exámenes de integridad de la FIFA ¿Sobrevivirán todos?

Gianni Infantino, el número 2 de la UEFA que saltó a la carrera presidencial de la FIFA en el último día de plazo para presentar las candidaturas, visitó este miércoles la sede de la Confederación Africana de Fútbol en El Cairo.

Como dice un conocedor de la FIFA, «no se gana una elección presidencial sin África», la confederación que cuenta con más votos (54 federaciones), por delante de Europa (53, la FIFA no reconoce a la 54ª, Gibraltar), Asia (46), Concacaf (América del Norte, Central y Caribe, 35),Oceanía (11) y Sudamérica (10).

La Confederación Africana (CAF) informó este miércoles que «ha recibido y ha escuchado» a cuatro de los siete candidatos para la presidencia de la FIFA, Infantino, el jeque Salman, el príncipe Ali y Sexwale, entre el 25 y el 28 de octubre, pero se reserva su respuesta.

Hasta el momento África siempre fue ‘terreno Blatter’, presidente desde 1998. Pero el dirigente suizo presentó su dimisión el 2 de junio, 4 días después de su reelección para un quinto mandato.

Por ahora las federaciones africanas no han mostrado preferencias. Issa Hayatou, presidente de la confederación y presidente interino de la FIFA durante la suspensión de Blatter, no parece ser muy partidario de Tokyo Sexwale, el sudafricano ‘ajeno’ al fútbol que compartió prisión con Nelson Mandela.

El presidente dimisionario de 79 años volvió este miércoles al ataque en una entrevista con la agencia rusa Tass. Primero apuntó a Platini: «Quería ser presidente de la FIFA, pero no tuvo la valentía de presentarse (el 29 de mayo) ¡Y ahora estamos así! Y la víctima de todo finalmente es Platini».

Luego se refirió «a aquellos que perdieron (la organización) de la Copa del Mundo, Inglaterra frente a Rusia (organizador del Mundial 2018) yEstados Unidos frente a Catar (2022))».

Blatter aludió a un «acuerdo» en 2010 para llevar el Mundial-2018 a Rusia y la Federación Inglesa (FA), que optó a organizar aquella edición, dijo que investigará si el proceso estaba ya amañado antes de la votación definitiva.

«La Copa del Mundo de fútbol y el presidente de la FIFA son únicamente un balón en medio del juego de las grandes potencias, esto se ha convertido en algo político», añadió Blatter.

Cerró la entrevista con su inimitable estilo: «Si Dios está conmigo, espero regresar como presidente de la FIFA para, al menos, conducir el congreso (electivo, 26 febrero). Este es mi sueño».