Semenya podría tener que someterse a una terapia hormonal para poder competir

0
673

Hace dos años la IAAF le indicó a la velocista india Dutee Chand que debía someterse a un tratamiento «correctivo» (terapia de supresión hormonal y, a veces incluso de cirugía genital) prescrita por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, sin embargo la Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) sentenció que no había suficientes pruebas que validaran las ventajas de las atletas. No obstante, eso puede cambiar, debido a que según un estudio sobre hiperandrogenismo, concluyó que las mujeres con un alto nivel de testosterona tienen ventaja competitiva en ciertas de disciplinas del atletismo.

El informe que cita la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo, de los autores Stephane Bermon y Pierre-Ives Garnier, indica que «las mujeres con altos niveles de testosterona tienen una ventaja significativa sobre las que tienen baja testosterona en los 400 metros, los 400 metros con vallas, los 800 metros, el lanzamiento de martillo y el salto con pértiga (garrocha)».

El resultado del estudio afectaría directamente a la atleta sudafricana Caster Semenya, campeona olímpica de 800 metros, quien en competiciones futuras deberá someterse a una terapia de reemplazo hormonal o incluso a una cirugía de raíz.

La IAAF había encargado el estudio hace casi dos años, después de un fallo de la Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que suspendió un apartado del reglamento de la entidad referido a esa situación. Tras una apelación de la atleta india Dutee Chand, quien presenta altos niveles de testosterona, la TAS señaló en 2015 que la IAAF no podía probar totalmente que las deportistas sacaran ventajas de esa situación y le dio a la IAAF dos años para presentar argumentos más fuertes o debía anular la regla.

Los investigadores midieron los niveles de testosterona en la sangre de 1.332 mujeres atletas que compitieron en 21 disciplinas de pista y campo en el mundial de 2011 y 2013. Aquellas con los niveles más altos de testosteronas demostraron ventajas significativas sobre aquellas con los niveles más bajos – en particular en los 400 metros (un 2,7% más rápido), los 400 metros vallas (2,8% más rápido), los 800 metros (1,8% más rápido), el lanzamiento de martillo (4,5% más largo) y en el salto con pértiga (2,9% superior).

Hasta el fallo de la TAS, la IAAF había introducido reglas para que el nivel de testosterona estuviera limitado, por lo que las mujeres con un nivel de testosterona demasiado alto debían reducirlo por debajo del límite a través de una medicación.

En el caso específicamente de Chand, según el diario británico ‘The Guardian’, la IAAF ha encargado una segunda pieza de la investigación y que se vería el efecto de la testosterona natural que tiene en 100 y 200 metros en velocistas como la india, así como corredoras de media distancia y lanzadoras.