Samoura reafirma la necesidad del acceso universal al deporte

0
148

La secretaria general de la FIFA, Fatma Samoura, se ha dirigido el viernes 14 de julio a los ministros y altos cargos responsables del área de deporte de más de 110 Estados miembro de la UNESCO, con ocasión de la celebración en Kazán (Rusia) de la 6ª Conferencia Internacional de Ministros y Altos Funcionarios Encargados de la Educación Física y el Deporte (MINEPS VI).

Samoura aprovechó el encuentro de los mandatarios mundiales para subrayar la relevancia de las alianzas entre gobiernos, federaciones miembro y la FIFA para facilitar el acceso universal al deporte y reforzar su papel —en particular, el del fútbol— para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Al comienzo de su ponencia, Samoura destacó la importancia de que la FIFA y la UNESCO colaboren mano a mano para lograr metas comunes y fomentar el desarrollo social a través de la educación. Asimismo, agradeció a la UNESCO que su secretaría haya seguido un proceso inclusivo y colaborativo a la hora de definir el programa de MINEPS VI, en el que la FIFA ha participado activamente.

Las áreas que centraron la atención de esta edición de la conferencia, es decir, la inclusión, la contribución del deporte al desarrollo sostenible y la integridad, han sido y seguirán siendo factores clave de la labor y las numerosas iniciativas de la FIFA.

Un ejemplo de los intereses comunes de ambas organizaciones son los proyectos “Football for Schools”, que pretenden incorporar a los programas escolaresla promoción y la práctica del fútbol y otros deportes por parte de niñas y niños.

Ruta estratégica
Conforme a la hoja de ruta estratégica de la FIFA, FIFA 2.0: el futuro del fútbol y el Programa de Desarrollo Forward de la FIFA, el diseño y la implementación de estos programas sirve para desarrollar el fútbol a nivel nacional y, al mismo tiempo, para poner el balompié al servicio de las distintas colectividades.

En el marco de estos proyectos, se llevan a cabo actividades muy concretas, como la renovación de campos de fútbol, la formación de instructores, entrenadores y árbitros, el suministro de material a escuelas, instructores, entrenadores y árbitros, y el desarrollo de capacidades prácticas a través de nuevos métodos de formación y la educación social.

Los programas se sirven de la experiencia, las funciones y las capacidades de los participantes, que resultan imprescindibles para su correcta implementación, mientras que otros elementos específicos de cada proyecto servirán para crear nuevos campeonatos escolares.

“Los conceptos de cambio social y educación deben ser aspectos esenciales de nuestros proyectos”, afirmó Samoura, que además hizo hincapié en el potencial del fútbol para promover la cooperación internacional y las beneficiosas sinergias que tienen como resultado el desarrollo social y la integración.

La FIFA ya ha puesto en marcha varios proyectos piloto de este tipo, y tiene la intención de que su número aumente durante este año y el año próximo. En una etapa posterior, los proyectos enmarcados en esta iniciativa se desplegarán en función del interés que hayan mostrado las federaciones nacionales y las condiciones deportivas y futbolísticas particulares de cada país.


La FIFA lleva elaborando políticas deportivas con la UNESCO desde el año 2012, cuando pasó a ser miembro renovable del Consejo Consultivo Permanente (CCP) del Comité Intergubernamental para la Educación Física y el Deporte (CIGEPS). Gracias a esta colaboración, la FIFA ha realizado una labor importante en el ámbito deportivo y ha contribuido a la elaboración de las políticas deportivas de MINEPS VI.