Muhammed, capitán, defensa y depredador

0
392

Musa MuhammedCuando le preguntamos a Musa Muhammed, defensa de Nigeria, quién es su modelo de referencia en su puesto, él se pone a pensar con una semisonrisa divertida en el rostro. «¡Yo mismo! Me encanta mi forma de jugar», proclama riendo.

¿Es serio responder así cuando se es el capitán de un aspirante al título de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA? No, claro que no. Pero eso es lo más encantador de los Aguiluchos, que se muestran tan temibles sobre el terreno de juego como sonrientes y simpáticos fuera de la cancha.

Y eso que, en el momento de conceder esta entrevista a FIFA.com, el dorsal número 2 está extenuado después de haber defendido y atacado durante 90 minutos contra la Celeste, la última víctima de los nigerianos. «Ha sido un partido muy difícil, muy exigente», reconoce. «Uruguay es un equipo muy sólido por su juego, por sus movimientos, y también es particularmente físico en los duelos cuerpo a cuerpo».

Toca revancha
«Ahora nos prepararemos para la final, para llevarnos el título a casa. Ésa es nuestra misión», anuncia nuestro interlocutor con aplomo, antes incluso de que mencionemos a Suecia, su próximo adversario. Esta semifinal de los Emiratos Árabes Unidos 2013 será un reencuentro entre dos excomponentes del Grupo F, que saldaron su último pulso con un 3-3. «Vamos a ganar nosotros», promete. «Hemos aprendido las lecciones de todos los errores que cometimos contra ellos. Esta vez vamos a jugar mucho mejor».

¿Exceso de confianza? Para nada, asegura Muhammed: «Nosotros no subestimamos a ningún equipo, jamás. Respetamos a todos nuestros adversarios». En el fútbol se dice a menudo que marcar todos los goles que se pueda es una señal de respeto. Indica que se teme al rival, y que se quiere evitar cualquier sorpresa. En ese contexto, el mejor ataque del campeonato, con 20 goles, es ejemplar.

Muhammed, autor de dos pases decisivos y un gol, ha realizado una aportación sustancial al ataque de los suyos sin por ello descuidar su trabajo atrás. «Yo doy el 100% por mi equipo, porque estoy aquí para defender los colores de mi país», comenta con humildad el zaguero, que no ha incurrido en la más mínima tarjeta amarilla en 450 minutos de labor. «Tenemos un colectivo magnífico, en el que todos cuentan y desempeñan un papel fundamental. Cada cual tiene libertad de expresarse sobre el campo, cualquiera puede marcar goles y participar en los ataques, y todos defendemos juntos».

Parejo, prometedor
Sin embargo, en el partido disputado contra Suecia, el capitán no se libró de las críticas, sobre todo por el segundo gol de Valmir Berisha, en el que nuestro hombre se dejó sorprender por un centro. «Ellos jugaron mucho por alto. Fue así como nos hicieron daño», se lamenta.

«No pienso que hayamos cometido errores garrafales en nuestra actuación durante el primer partido contra ellos», analiza. «Por tanto, nos prepararemos de la misma manera, con las mismas intenciones, pero contando con hacer aún más esfuerzo y con ponerle aún más intensidad. Espero que eso nos haya dado los frutos deseados para cuando suene el pitido final».

«No me sorprende volvérnoslos a encontrar aquí. Suecia es un buen equipo, que nos ha opuesto una recia resistencia. Desde que nos medimos con ellos, han jugado cada vez mejor, pero lo mismo nos ocurre a nosotros. Así que el partido promete», pregona.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here