Mbodji: “No somos favoritos, pero haremos todo lo posible por clasificarnos”

0
316

En las fechas previas a cada Copa Mundial de la FIFA™, aparecen noticias relativas a lesiones u otros motivos que provocan la ausencia de algunas figuras. Así ha ocurrido recientemente con el estelar brasileño Dani Alves, el defensa francés Koscielny o el centrocampista inglés Oxlade-Chamberlain.

Por su parte, los grandes nombres de la selección senegalesa sí estarán presentes en Rusia 2018, incluido el defensa central Kara Mbodji, víctima en las últimas fechas de una larga lesión. Su regreso se ha producido en el momento idóneo para alivio del seleccionador Aliou Cissé, que lo ha incluido en su preselección para el Mundial.

**FIFA.com **ha conversado con el defensa del Anderlecht, quien se refería así a su lesión: “La ausencia ha sido larga, de cinco meses enteros. No ha sido fácil para mí, pero estoy feliz por regresar por fin a los terrenos de juego. Ahora debo trabajar mucho con el fin de estar listo para el Mundial”.

Batir el récord de 2002
La primera participación de Senegal en un Mundial fue más que exitosa, ya que el actual seleccionador y sus compañeros llegaron a cuartos de final en Corea/Japón 2002 tras haberse impuesto a Francia, vigente campeona mundial y europea en aquel entonces. Ahora, Kara Mbodji espera hacerlo mejor aún en Rusia 2018.

“Es normal querer hacerlo mejor que la generación de 2002. Debemos estar a la altura de un Mundial. Primero hay que superar la fase de grupos, y luego intentar llegar lo más lejos posible. Estaría genial, para nosotros y para el pueblo senegalés, hacerlo mejor que en 2002”, subraya.

Un grupo equilibrado
El Grupo H se presenta muy abierto, como confirma Mbodji: “Todas las selecciones pueden clasificarse. Senegal no es favorita frente a Polonia y Colombia, pero todo es posible. Ya veremos lo que sucede en Rusia”.

Los senegaleses confían mucho en la experiencia de su seleccionador Cissé, que era el capitán de los Leones de la Teranga en Corea/Japón 2002. “Su gran experiencia nos es de mucha ayuda”, resalta Mbodji. “Además del Mundial de 2002, jugó varias Copas Africanas de Naciones, y tenemos suerte de contar con un seleccionador como él. Si Dios quiere, alcanzaremos nuestros objetivos”.

La cohesión y el espíritu de equipo son algunas de las virtudes de la selección senegalesa. Sadio Mané, extremo del Liverpool, llegó incluso a proponerle a Kara Mbodji pagarle los costes de su rehabilitación tras su grave lesión de rodilla.

“Sadio no es sólo un amigo para mí, es también un hermano”, señala Mbodji, agradecido. “Nos respetamos mucho, y yo lo admiro como jugador. Ha estado siempre a mi lado durante este periodo de sufrimiento, y me ha apoyado mucho moralmente. Estoy muy contento de que esté en la final de la Liga de Campeones, y es un honor para todo el pueblo senegalés. Por otro lado, no es el único jugador de la selección que me ha apoyado durante este periodo complicado”.