Manyonga bate el récord de longitud de la Diamond con 8,61 metros

0
505

El sudafricano Luvo Manyonga consiguió la victoria en la prueba de longitud de Shanghái con la mejor marca jamás lograda en un mitin de la Diamond League: 8,61 metros.

Con su salto de este sábado, Manyonga ratifica su gran forma, tres semanas después de saltar 8,65 -récord personal- en Potchefstrom (Sudáfrica). Aun así, no quedó satisfecho del todo: «Venía a saltar 8,80, pero la pista estaba muy rápida y cometí algunos fallos», explicó.

Manyonga relegó a los tres saltadores chinos, que se clasificaron a continuación en el margen de tres centímetros: Xinglong Gao con 8,22, Changzhou Huang con 8,20 y Yaoguang Zhang con 8,19.

La carrera de 110 metros vallas reprodujo los dos primeros puestos de la final olímpica de Río 2016. Venció el jamaicano Omar McLeod con 13.09 al final de un cerrado duelo con el español Orlando Ortega, segundo con 13.15.

El gran duelo entre los dos primeros medallistas de los Juegos de Río 2016 se inclinó del lado de McLeod en los últimos apoyos. El chino Wenjun Xie, tercero con 13.31, fue el más rápido entre los demás aunque nunca estuvo en la lucha por la victoria.

La jamaicana Elaine Thompson, campeona olímpica, se impuso en los 100 metros con el mejor registro mundial del año (10.78), seguida a distancia de la estadounidense Tori Bowie (11.04).

El esprint corto masculino estaba en el programa pero sin rango de Diamond League. Se impuso el chino Bingtian Su con 10.09, seguido del estadounidense Michael Rodgers (10.13)

En 200 el estadounidense Noah Lyles, de sólo 19 años, bajó por primera de de los 20 segundos e igualó la mejor marca mundial del año del subcampeón olímpico sudafricano Wayde Van Niekerk al batir con 19.90 al estadounidense LaShawn Merritt (20.27) y al británico Adam Gemili (20.35).

El regreso del pertiguista francés Renaud Lavillenie a la competición se saldó con un segundo puesto y una marca de 5,83 que le dejó segundo, a cinco centímetros del estadounidense Sam Kendricks, bronce olímpico en Río.

Después de una campaña invernal en blanco por las lesiones, Lavillenie obtuvo una marca estimable pese a que se considera sólo al 80 por ciento de sus posibilidades.

Peor resultado obtuvo el keniano David Rudisha, doble campeón olímpico y plusmarquista mundial de 800, que no pasó del cuarto puesto con 1:45.36, derrotado por sus compatriotas Kipyegon Bett, campeón mundial júnior (1:44.70), Robert Biwott (1:45.15) y Ferguson Cheruiyot (1:45.17).

El saltador de altura catarí Mutaz Essa Barshim logró su segunda victoria consecutiva en la Diamond League con 2,33, tres centímetros más que el chino Wang Yu.