Feyisa Lilesa el atleta etíope quiere quedarse en EEUU

0
348

FeyisaLilesaFeyisa Lilesa, el atleta etíope que aprovechó su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro para protestar por la represión contra el pueblo oromo, ha anunciado este martes que quiere quedarse en Estados Unidos.

Lilesa, de 26 años, usó su momento de gloria en la línea de meta para dar a conocer la situación de su pueblo natal: los oromo. Alzó los brazos y formó una cruz con ellos, un gesto asociado a las protestas contra el Gobierno etíope.

«La situación del pueblo oromo en Etiopía es muy peligrosa», explicó después. «En nueve meses más de 1.000 personas han muerto en las protestas» para impedir que el Gobierno les prive de sus tierras en torno a la capital, denunció.

Lilesa, que ganó la medalla de plata, confesó que ahora teme por su vida y decidió permanecer en Brasil a la espera de aclarar su situación, aunque el Gobierno negó posibles represalias e incluso se refirió a él como «héroe nacional».

En una rueda de prensa celebrada este martes en Washington, ha explicado que no cree en las buenas intenciones del Gobierno y ha revelado que ha logrado entrar con un visado temporal en Estados Unidos y que sopesa quedarse en Arizona o Nuevo México, donde tiene amigos.

No obstante, ha rechazado la idea de cambiar de nacionalidad. «Estoy pidiendo libertad para mi pueblo, no asilo en Estados Unidos», ha aclarado. «El Gobierno ha perdido la legitimidad y está usando el poder de las armas para mantener el control», ha afirmado.

Etiopía, uno de los países más pobres del mundo, busca su desarrollo en una industrialización que afectará a las tierras de los oromo que rodean Addis Abeba. Los planes del Gobierno han desatado las peores protestas en una década.

Naciones Unidas ha pedido a las autoridades etíopes que permitan la entrada de observadores internacionales para velar por los derechos del pueblo oromo, que representa el 25 por ciento de los 90 millones de habitantes con los que cuenta el país africano.