Egipcios volverán a ver fútbol, pero desde fuera de los estadios

0
338

ZamalekLos juegos de la liga nacional egipcia de fútbol recomenzarán en dos semanas, pero sin acceso del público, adelantó hoy el primer ministro Ibrahim Mahlab.

Los encuentros están suspendidos desde que el domingo pasado 20 aficionados, entre ellas una mujer de 20 años, murieron en una estampida humana, provocada por miembros de un club de seguidores de las escuadras de Zamalek y Enpii.

El anuncio oficial será difundido tras una reunión con la Asociación de Fútbol Egipcia, precisó el jefe del gabinete.

Miles de egipcios acuden a los estadios a presenciar los encuentros de fútbol, su pasión nacional, pero gran cantidad prefiere verlos desde sus casas o sentados en cafés al aire libre mientras sorben interminables vasos de té y aspiran el humo de narguiles, que aquí se llaman «chichas».

Suspendimos los encuentros para tener tiempo de evaluar la situación, ya que existe un complot para desestabilizar al Estado, añadió el titular.

Movimientos armados, uno de los cuales adhirió a Estado Islámico (EI) en octubre pasado libra una sorda guerra contra el Ejército y la Policía egipcios en la península de Sinaí, noreste, y reivindica atentados dinamiteros en esta capital y otras ciudades importantes.

Las autoridades egipcias responsabilizan de los disturbios que derivaron en la estampida al grupo de seguidores Ultras, cuya violencia vandálica y participación en protestas públicas en contra de las autoridades es considerada una variante de la oposición activa de grupos islamistas.

EI es el movimiento armado notorio por sus métodos expeditos de eliminación de opositores que ocupa zonas en Iraq y Siria y tiene adherentes en Argelia, Túnez, Libia, Egipto y en países del Sahel, la zona que bordea el desierto del Sahara por el sur.

A principios de 2012 la ciudad norteña de Port Said fue escenario de una masacre de 70 aficionados del Ahly (Nacional), el equipo más ganador de la liga nacional después de un encuentro con el once local.