Dos jerarcas olímpicos se pasean por el taekwondo panafricano

0
291

Por Yasiel Cancio Vilar

Los taekwondocas Cheick Cisse, de Costa de Marfil, e Issoufou Alfaga Abdoul Razak, de Níger, conquistaron el título en los Juegos Panafricanos de Rabat 2019, sin embargo su mirada siempre estuvo puesta mucho más allá, en Tokio 2020.

En exclusiva con Prensa Latina, Cisse, campeón olímpico en Río de Janeiro 2016, remarcó que la división de los 80 kilogramos de los Panafricanos tuvo buen nivel, sobre todo en las etapas semifinales y finales. Aquí tuve rivales fuertes, principalmente en las últimas peleas, explicó en perfecto español, pues, comentó, vive en las islas españolas de Mallorca.

El peleador marfileño arrolló a sus tres primeros adversarios en la lid, con pizarra de 30-0, 29-9 y 24-4, pero en la final se complicó la vida contra el anfitrión marroquí Achraf Mahboubi, a quien finalmente aventajó por 38-35.

Esa pelea (contra Mahboubi) fue muy dura, recordó el joven de 25 años, campeón también en la edición panafricana de Brazzaville 2015.

Sobre los olímpicos de Tokio, el año próximo, Cisse enfatizó que está clasificado directamente ‘porque soy el número uno del ranking mundial’.

En tierras del país del sol naciente, aseguró, ‘buscaré otro oro para mi país’, aunque, recalcó, ‘allá será mucho más complicado, los rivales son mucho más técnicos’.

Abdoul Razak, por su parte, de la división más de 87 kilogramos, dijo a Prensa Latina que irá a Tokio en busca de la corona, para alcanzar el sueño de todo deportista: ser campeón olímpico.

Hace tres años, en la versión olímpica de Río de Janeiro, el espigado atleta de más de dos metros de estatura y 24 años cayó en la final ante el azerí Radik Isayev y debió conformarse con la presea de plata.

Sin embargo, en 2017 se redimió y conquistó el cetro mundial en Muju, Surcorea, al doblegar en la final al británico Mahama Cho.

Aquí en los Panafricanos de Rabat, Abdoul Razak ‘abusó’ de sus rivales al derrotarlos por paliza 21-9, 32-10 y 17-2, en la final, ante el egipcio Abdelrahman Darwish.

Para el nigerino, este también representó su segundo título en estas lides del continente africano, pues antes se había proclamado monarca en Brazzaville.