Zuma recomienda más promoción y práctica ajedrecísticas

0
390

ZumaEl presidente sudafricano, Jacob Zuma, un apasionado jugador de ajedrez, recomendó a sus compatriotas incrementar la práctica del llamado juego-ciencia para bien del desarrollo personal y como una respuesta a la pobreza, el desempleo u otros males sociales.

Un comunicado de la sede ejecutiva sintetizó este jueves las palabras de Zuma tras la organización estatal esta semana de un torneo con la participación de un centenar de niños en la ciudad natal del mandatario, Nkandla, suroriental provincia de KwaZulu-Natal.

El jefe de Estado y líder del partido Congreso Nacional Africano recordó a los sudafricanos que las personas disciplinadas y de voluntad firme pueden aplicar las mismas estrategias utilizadas en el tablero para resolver desafíos de la vida cotidiana.

«La gente sobre todo de las zonas rurales deben jugar ajedrez, es un ejercicio sano que estimula la mente humana hasta un nivel superior a lo normal», subrayó el mandatario, quien desde su llegada a Union Buildings ha promocionado este deporte en todo el continente africano.

El Presidente apuntó que ese pasatiempo intelectual ayuda a las personas, y especialmente a los niños, a convertirse en ciudadanos más responsables.

Zuma recibió entrenamiento militar en la antigua Unión Soviética, una de las causas de su relación con el ajedrez, y cumplió prisión durante una década junto a Nelson Mandela y otros líderes antirracistas debido a su enfrentamiento al régimen del apartheid.

«En Robben Island el ajedrez proporcionó un consuelo para nosotros, los reclusos, que lo necesitábamos mucho en aquellas condiciones de aislamiento y privación», describió en una ocasión el gobernante de 71 años.

En marzo del año pasado, el gobernante recibió en el Palacio de Gobierno de Pretoria al excampeón mundial, genio contemporáneo y gran maestro ruso Garry Kasparov.

Después de una breve y simbólica partida que concluyó amablemente en tablas, Zuma y Kasparov decidieron establecer una base en Johannesburgo para la multinacional Fundación Kasparov de Ajedrez.

El llamado Ogro de Bakú dijo que apoyaría la iniciativa con modernos programas informáticos de entrenamiento y que tenía «muy altas expectativas sobre nuestros objetivos establecidos para Sudáfrica y países vecinos».

Watu Kobese, maestro internacional y el jugador de más alto coeficiente ELO en este país, aseguró que la asociación de Kasparov con los planes nacionales a favor del ajedrez sumaría la atención necesaria hacia esta especial herramienta de superación existencial.