Sudáfrica: Hugh Masekela, el regalo de la buena música

0
531
Por Deisy Francis Mexidor
Hugh Masekela tiene una especial conexión con su público. Los sudafricanos, sin distinción de edad, lo aman y el corresponde por igual.

Al menos es esa ‘cosa’ que se siente cuando se le ve sobre el escenario, enérgico, vital, a sus casi 78 años, que cumplirá el próximo 4 de abril.

Versátil, muy versátil, ‘juega’ con su trompeta, su voz, y con otros instrumentos musicales, mientras lo entrega todo.

Hugh Ramopolo Masekela nació el 4 de abril de 1939 en uno de los suburbios de la ciudad de Witbank, a setenta kilómetros de Johannesburgo.

En el barrio de Kwa-Guqa el joven músico recibió su primera trompeta como regalo de su amigo sacerdote Trevor Huddleston, un símbolo de la resistencia social frente al apartheid.

Criado en la Sudáfrica del oprobioso régimen de segregación racial (apartheid), Masekela fue uno de los músicos negros pioneros que conquistaron una cuota comercial y popular en tan difícil situación político social en su país.

Hugh Masekela trompetista sudafricano en cierra de Festival de la Marula

En 1959 estaba en la creación del que es considerado el primer grupo de jazz: The Jazz Epistles. Junto a ellos grabó Verse 1, el primer disco publicado por músicos negros en Sudáfrica.

Luego exiliado, como muchos sudafricanos que se opusieron al apartheid, triunfó en el mercado anglosajón, donde tuvo contacto con figuras influyentes como Harry Belafonte, The Birds, Dizzy Gillespie, Marvin Gaye, Herb Alpert, Stevie Wonder o Paul Simon. Entre 1964 y 1966, estuvo casado con Miriam Makeba.

Phalaborwa, la ciudad de la provincia de Limpopo, en el extremo norte de Sudáfrica, abrió sus puertas a miles de visitantes para el XII Festival de la Marula, una celebración con sello de tradiciones.

El multipremiado artista fue el plato fuerte del concierto de cierre del evento que atrajo solo anoche a unas 15 mil personas al estadio Impala Park.

Conocido como trompetista y cantante de jazz, también compositor, fliscornista y cornetista, Masekela promovió parte de su disco número 44, No Borders (Sin Fronteras).

Sudáfrica: el culto a la marula

Con más de medio siglo de proyección internacional, las músicas de África atesoran una veintena de intérpretes y compositores cuyos nombres son claves para entender la evolución de los sonidos del continente.

Algunos de ellos, por fortuna, aún se cuentan como músicos en activo. Y Hugh Masekela, leyenda, es uno de ellos.