Sudáfrica: el culto a la marula

0
1122
Por Deisy Francis Mexidor
Pasa inadvertido porque crece a una altura prudencial y su follaje no es comparable con otros de la flora sudafricana; sin embargo, el árbol de marula es el gran tesoro botánico de esta tierra.

Su fruto que ‘emborracha’ hasta a los elefantes, se utiliza para elaborar el delicioso licor de la Amarula, cuyo sabor es único el mundo pues no pocos dicen que captura en su esencia el misticismo de África, según dice con orgullo a Prensa Latina Moses Ngobeni.

Ngobeni, director del Festival de la Marula 2017, informó que mañana se esperan en esta ciudad de Phalaborwa (a unos 465 kilómetros al noreste de Pretoria) unas 15 mil personas en el estadio Impala Park.

El Impala acoge las principales actividades del Festival de la Marula, que tendrá su punto culminante el sábado.

Una combinación de música, tradiciones, comidas, exposiciones se unen en este intento por ‘abrirnos más allá de Limpopo’, comentó el funcionario, quien agregó que esto es parte ‘de nuestro patrimonio, de nuestra herencia’.

Precisamente, el programa incluyó este año un homenaje al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, con la presentación de una muestra fotográfica -de imágenes tomadas por fotorreporteros de Prensa Latina- en coordinación con la embajada de Cuba en Sudáfrica.

El legendario árbol, cuyo nombre (Marula) es del género femenino, tiene también propiedades afrodisíacas, proteicas y antioxidantes, explica Ngobeni, quien consideró esta XII edición del Festival ‘una puerta abierta al desarrollo de la economía local’.

Según indagó la reportera, para elaborar la bebida de la fruta, primero se recolecta a mano y se selecciona cuidadosamente. Después la pulpa es fermentada y luego se somete a una doble destilación para al final comenzar su proceso de añejamiento.

Explican los conocedores que justo antes de embotellar el producto es que se le añade un toque de crema.

El Festival de la Marula, aunque se inició el pasado 24 de febrero, mantiene al pueblo de esta parte del país en un continuo jolgorio desde que a inicio de mes se hizo la fiesta de la primera fruta.

Cuenta la leyenda que los antiguos nativos de Limpopo y KwaZulu-Natal se percataron del extraño comportamiento que adquirían los paquidermos después de comer la marula, que madura entre los meses de enero y marzo.

Pequeña y redondeada, pulposa por dentro, la marula tiene un alto contenido de vitamina C concentrado, el cual se estima que supera hasta en ocho veces a de una naranja.

La marula (Sclerocarya birrea) es un árbol de la misma familia del mango. Es de hoja caduca de tamaño medio a grande que puede alcanzar los 18 metros de altura. Su tronco es recto de un solo tallo, con la corteza manchada de gris y la copa redondeada.

Auténticamente africano, crece sobre terrenos arenosos, desde Etiopía y Senegal, hasta los bosques de miombo (praderas arboladas) de aquí de Limpopo, donde es especialmente abundante, y KwaZulu-Natal, en límite con los montes Drakensberg.