Proyecto de danza Sudáfrica-Cuba celebra 10 años de existencia

0
117

Por Ilsa Rodríguez Santana

Un proyecto de ballet en Sudáfrica con metodología cubana celebró sus 10 años de existencia con una gala en el Lyric Theater de Johannesburgo ante un público que aplaudió las actuaciones artísticas de niños y jóvenes de este país.

Denominado South African International Ballet Competition, este programa fundado y dirigida por Dirk Bandenhorst cuenta desde 2015 con la participación de profesoras cubanas de ballet, quienes han participado en la preparación de pequeños en municipales pobres de esta nación de África Austral.

Bandenhorst viajó a Cuba en 2008 para promover este esquema de intercambio destinado a desarrollar el ballet en Sudáfrica, en particular con niños de comunidades menos favorecidas como las de Soweto, Randfontein, Ennerdale y Ekruleni, entre otras.

Al hablar anoche en la gala que tuvo lugar en ese bello teatro de Johannesburgo, agradeció el respaldo brindado por la nación caribeña y de las profesoras de ese país María de los Ángeles Torguet y Ayeren Villalón.

Por su parte, la encargada de negocios de Cuba en Sudáfrica, Rebeca Hernández, agradeció los esfuerzos y dedicación de Bandenhorst en esta década en el impulso del arte de la danza y la preparación de los mismos con metodología cubana de ballet, cuyos artistas cuentan con reconocimiento internacional.

La diplomática elogió en particular los logros alcanzados en esta esfera cultural y destacó que la cooperación que Cuba mantiene con Sudáfrica abarca salud, educación, defensa, construcción y recursos hidráulicos.

Hernández recordó que los dos países están celebrando los 25 años de sus relaciones y se refirió asimismo al orgullo de los cubanos por sus raíces africanas, surgidas luego de la llegada a esa nación caribeña de esclavos africanos a partir del siglo XVI.

Funcionarios del Departamento (ministerio) de Arte y Cultura de Sudáfrica reconocen la validez de este proyecto promovido por Bandenhorst, que no tiene en cuenta raza ni situación social a la hora de aceptar a sus alumnos, quienes se benefician de nuevas oportunidades de vida.

El programa artístico, bajo el título Navidad en Julio, combinó piezas de ballet clásico y de danza contemporánea a cargo de niños y jóvenes que participaron en un taller organizado por South African International Ballet Competition al que asistieron 130 de ellos.

La variedad de las interpretaciones y la maestría de sus ejecutores cautivaron a los asistentes que ovacionaron a los noveles artistas.