Policía egipcia pone a buen recaudo a arqueólogo improvisado

0
587
Un improvisado arqueólogo egipcio está tras la rejas después que la Policía especializada lo capturó infraganti con antigüedades de alto valor extraídas de una excavación ilegal en la ciudad de Mynia (sur).

Lo peor para el excavador clandestino, que trabajaba en solitario y dentro de su casa, fue que ya había logrado extraer varias piezas elaboradas en piedra caliza, entre ellas relieves, de la época del rey Seti II, cuya gestión apenas duró seis años, de 1 200 a 1194 a.n.e, y se caracterizó por su debilidad y las turbulencias políticas.

Asimismo había descubierto objetos de arcilla de la época de la dominación romana, acorde con precisiones de Gamal El-Semestawi, jefe del Departamento de Antigüedades egipcias del imperio medio.

El hombre, cuyas generales se mantienen en discreción, está arrestado y todas las piezas fueron remitidas al Museo Egipcio para su conservación, dijo un portavoz oficial del ministerio.

Los artefactos tienen especial valor porque el reinado de Seti II estuvo plagado de turbulencias alimentadas por sacerdotes del dios Amón, quien tuvo que coaligarse con otra deidad, Ra, para adquirir popularidad, lo que indica que en el Egipto antiguo ni los dioses escapaban de las conspiraciones.

Lo positivo del caso es que los especialistas consideran que el ladrón de antigüedades descubrió un sitio de importancia y han decidido proseguir las excavaciones.