Nuevos hallazgos revelan detalles de antigua civilización en Etiopía

0
329
Priest sat outside entrance to Abune Yemata church in the mountains. Near Hawzen Town, Gheralta area, Tigray, Ethiopia, Horn of Africa
Nuevos descubrimientos en el norte de Etiopía arrojan luz sobre una de las civilizaciones más antiguas de este país y del mundo, anterior incluso al reino de Axum: Damat, localizada en lo que ahora es el estado Tigray.

La capital del reino Damat se llamaba Yeha, a unos 25 kilómetros al norte de la ciudad de Adwa y conocida por su magnífico Templo de Yeha, la estructura permanente más antigua del territorio etíope, apuntó el investigador Tsegay Hagos.

Ahora se estableció una fecha más certera sobre su construcción, según el estudioso, durante los siglos VIII y VII a.n.e.

Para edificar el recinto, un edificio rectangular con 18, 5 por 15 metros de ancho, de acuerdo con los análisis más recientes, se usaron losas rectangulares regulares de hasta tres metros de largo y se ejerció un gran perfección para embellecer las partes externas, los bordes y las esquinas de la pared.

Además, se descubrieron tumbas reales en el flanco de Yeha y estatuas femeninas, tal vez de deidades; la cerámica rojo anaranjado encontrada es anterior a cualquier resto arquitectónico en el sitio que se haya descubierto hasta ahora.

También hay productos de cerámica roja y negra que fueron desenterrados en el palacio más antiguo en el sitio de Grat Ba’al Gebri, ubicado en la región norteña de Yeha.

A 200 metros del templo, hay otra estructura que tiene pilares monolíticos de sección cuadrada masiva.

Lo más sorprendente es que también se encontraron inscripciones en piedra, talladas en lengua sabean, una lengua semítica del grupo antiguo llamado arábigo meridional, manifestó Tsegay.

Después de la caída de Damat en el siglo V a.n.e, la antigua superpotencia llegó a ser dominada por pequeños reinos desconocidos.

Su desaparición allanó el camino para el surgimiento del Reino Axumita, que fue una de las cuatro civilizaciones antiguas fuertes creadas en el planeta.

De acuerdo con los especialistas, Axum amplió los desarrollos políticos, económicos, culturales y tecnológicos diseñados por Damat y logró expandir aún más sus dominios territoriales.

Pero, en términos generales, opinó Tsegay, los descubrimientos sobre Damat indican que Etiopía es una nación antigua, dotada de una gran cantidad de herencias y una historia incalculable.