“La voz de oro de África”, en la Alhóndiga de Granaditas

0
613

Salif KeitaSalif Keita, conocido como ‘La Voz de oro de África’ se presenta hoy viernes a las 8 de la noche en la Explanada de la Alhóndiga de Granaditas en el marco de la 43 edición del Festival Internacional Cervantino.

Salif ha desafiado con su música durante más de cuatro décadas a quienes discriminan a quienes, como él, poseen una piel despigmentada. Además a retado a su nombre linaje, que le impedía –como fundador del imperio de Mali-, ser cantante.

El concierto del cantante africano es uno de los principales atractivos del FIC, por lo que se espera una explanada totalmente llena.

Su música contiene letras sobre la vida de los inmigrantes como a favor de la tolerancia a los albinos.

En su último disco, titulado Talé, cuenta con una participación de Philippe Cohen Solal, en donde fusiona la música mandinga con la música electrónica.

Además, en Talé participan el cantante y director de orquesta estadounidense Bobby McFerrin, el saxofonista Manu Dibango y la Jazzista Esperanza Spalding.

Talé, es un término con el que se designa la propiedad privada y el interés por el dinero que –según Keita-, interfiere con todo, incluso con la familia y exclavisa a los hombres.

En rueda de prensa ante los medios de comunicación, Salif Keita recordó que ha pasado mucho tiempo tocando música mandinga y que se decidió iniciarse en la electrónica para “darle una nueva onda a su identidad africana”.

Aseguró –para la publicación Jeune Afrique- que el Islam y la música son compatibles pero que hoy en día se enfrentan a una mala interpretación del Corán…”los que prohíben la música en el norte del país no son verdaderos musulmanes”.

Más que amenazarlo, las autoridades no se han cansado de decirle que dejar la música le permitirá reencontrarse con Dios, pero –sañala- la música ha sido su gran refugio.

Esta noche, los visitantes al FIC podrán presenciar este concierto en donde ritmos africanos se enlazarán con la música electrónica, sin duda, con armonías para recordar.