M’banza Congo, aspiración angoleña a Patrimonio Mundial Cultural

0
888

Mbanza CongoEl gobierno de Angola sigue preparando hoy las condiciones técnicas, materiales y de diplomacia para presentar la candidatura de la histórica ciudad M’banza Congo como Patrimonio Mundial Cultural.

Así quedó patentizado durante el encuentro de trabajo que sostuvo aquí la ministra de Cultura, Carolina Cerqueira, y el embajador angoleño en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Diakumpuna Sita José.

Según la agencia estatal de noticias Angop, en la reunión Cerqueira solicitó el apoyo institucional del diplomático para fortalecer la colaboración con el departamento ministerial de Cultura y la aproximación con países vecinos, representados en la Unesco, con la finalidad de garantizar el proceso exitoso del proyecto.

La funcionaria reafirmó la disponibilidad de proseguir la colaboración con la agencia especializada de la ONU en la realización de acciones conjuntas, con vista a fortalecer iniciativas a favor de la cultura de la paz, de los valores cívicos, culturales y de ciudadanía.

Sita José corroboró por su parte su empeño en respaldar el proyecto M’banza Congo y continuar con el intercambio de informaciones y datos que faciliten el desarrollo del proceso, el cual no solo constituirá una conquista para Angola, sino para la República Democrática del Congo, Congo Brazzaville y Gabón.

Formado entre los siglos XIII y XIV, el Reino del Congo lo constituyeron seis provincias que ocupaban parte de los actuales territorios de Angola, Congo-Kinshasa, Congo-Brazzaville y Gabón. Era el hogar de los monarcas Menokongo.

Capital de ese reinado, M’Banza Congo fue fundada en 1483, antes de la llegada de los portugueses que, cuando entraron a la región en el siglo XVI, ya encontraron una gran ciudad, considerada en la época la mayor de África subsahariana.

En su momento de esplendor, la urbe se extendía desde la costa atlántica, en el oeste, hasta el río Nkisi, en el este, y desde el torrente Congo, en el norte, hasta el afluente Dande, en el sur.

Bajo la influencia de los misioneros lusos, fue construida en la ciudad en 1549 la Catedral de Sao Salvador do Congo, la más antigua de África subsahariana, con el nombre de Nkulumbimbi. El papa Juan Pablo II la visitó en 1992.

La localidad fue saqueada varias veces durante las guerras civiles del siglo XVII, especialmente en la batalla de Mbwila y abandonada temporalmente en 1678.

Volvió ser ocupada en 1705 por los seguidores de Beatriz Kimpa Vita, profeta religiosa congoleña y líder del movimiento cristiano conocido como antonianismo.

M’banza Congo atesora, entre sus bienes, el antiguo Palacio Real (actual Museo de los Reyes del Congo), el Árbol Sagrado denominado Yala Nkuwu y el Cementerio de los Reyes del Congo. Actualmente es capital de la provincia de Zaire, a 350 kilómetros al norte de Luanda.

El proyecto de inscripción de la urbe en la lista de Patrimonio Mundial, denominado «M’banza Congo, ciudad a desenterrar para preservar», fue presentado en el 2007 por el Ministerio de Cultura, con la realización de una mesa redonda internacional.