Mali pierde a su ruiseñor, Khaira Arby

0
718
Mali añade hoy a su larga lista de tribulaciones una nueva tristeza, el sepelio de su ruiseñor, la cantante Khaira Arby, incansable luchadora por la paz y la preservación de la cultura nacional.

 

Nacida en 1959 Arby comenzó a cantar a los 11 años en bodas y otras celebraciones musulmanas, pero tuvo que luchar primero contra su padre y después su marido, opuestos a que expandiera sus horizontes.

Miembro por derecho propio de la pléyade de músicos del noroeste maliense donde se ubica su ciudad natal de Timbuctú, poseía una voz potente y llena de matices que le permitieron imponerse a todos los prejuicios y obstáculos, pero no fue hasta 2010 que pudo grabar su primer álbum, Timbuktu Tarab, suficiente para consagrarla más allá de las fronteras de su país.

Además de su calidad vocal, la intérprete abordaba en sus interpretaciones temas sociales candentes, entre ellos la mutilación genital femenina, decisión que la enfrentó con los grupos armados islamistas y tuaregs que operan en el norte de su país.

A las agresiones de esas entidades, Arby respondía que ‘nuestra religión nunca ha prohibido la música. El Profeta (Mohamed) fue recibido con canciones a su llegada a la Meca. Cortarnos la música es como impedirnos respirar. Pero seguimos luchando y vamos a triunfar Inch Alá (Quiera Alá, en árabe).