La seducción erótica de África

0
508

Decamerón negroEn los primeros años del siglo XX, el etnólogo alemán Leo Frobeniusrealizó diversos viajes por África. En ellos recogió cuentos y leyendas, que reunió en el libro «Sammlung Atlantis»; posteriormente, Ulf Diedrichs realizó una antología bajo el título «El Decamerón negro». Estos relatos procedentes de la tradición oral, y muchos de ellos de carácter erótico, son la base en la que se ha inspirado Santiago Sánchez (creador y director de la compañía L’Om Imprebis, que cumple treinta años) para el espectáculo homónimo que llega la semana próxima a los teatros del Canal.

Santiago Sánchez -cuya pasión por la cultura africana viene de antiguo; ésta es su cuarta incursión en ese mundo- ha elaborado un espectáculo «singular», según su definición, que es «un canto a la felicidad de vivir, y cuya mayor pretensión es conseguir que los espectadores salgan del teatro reconfortados y un poquito mejor que cuando entraron; aspiramos a acariciar el alma». Hay un encuentro de culturas -los cinco actores son de España, Guinea Ecuatorial, Cuba y Angola- a través de la interpretación, la música y la danza. Es un trabajo, añade, lleno de sensualidad, «que habla de historias y leyendas de África, pero que están en el imaginario erótico de todo el mundo».

«A partir del concepto del teatro kotebá tradicional africano -explica Sánchez- tomamos la idea de un espectáculo total, donde se mezcla la música en directo con las diferentes técnicas teatrales y de narración y el uso mágico de los objetos, y donde espectador y actores adquieren un mismo grado de importancia: todos comparten un mismo espacio en el que unos representan la historia para placer de los otros». «Decamerón negro» es «un espectáculo -concluye-sobre la belleza y la sensibilidad, el goce de los cuerpos y del espíritu de reconocer las cosas hermosas que nos atraen y cómo nuestra felicidad nos hace más atractivos».

El espectáculo cuenta con la codirección de Hassane Kouyaté, actor y«griot» (narrador africano), que ha trabajado a menudo junto a Peter Brook, y que ha aportado su conocimiento del teatro africano. Paralelamente a las representaciones, se celebra en el hall del teatro una exposición que celebra los treinta años de la compañía a través de treinta fotografías. L’Om-Imprebis presenta también «Otro mundo es posible», un espectáculo destinado al público infantil, en el que se integran la música, el teatro de sombras y las marionetas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here