Inmortalizan a Papa Wemba a pocos pasos de donde murió

0
590
Una placa inmortaliza desde hoy a Papa Wemba, el rey de la rumba congoleña, a unos metros del escenario en el cual cayó fulminado en plena actuación hace un año.

Los resultados de la autopsia determinaron que el ídolo de muchedumbres, en especial de Africa, padecía hace meses de malaria cerebral y su fallecimiento fue tan sorpresivo que al desplomarse sobre el escenario sus músicos siguieron tocando hasta que se percataron de la tragedia.

Papa Wemba dejó un rico y variado testimonio musical para la posteridad cuya antología es ‘una verdadera escuela para la joven generación de músicos africanos’, subrayó el ministro de Cultura marfileño, Maurice Bandaman.

Desde hoy este lugar se llamará El Lugar de Papa Wemba; se nos fue, pero no está olvidado, dijo Sonore Alfo, cantante principal del grupo Magic System, durante el panegírico, al que asistieron personalidades sociales y el titular de Cultura de la República Democrática Popular del Congo, de donde era oriundo Jules Shungu Wembadio Pene Kikumba.

Conocido también como el Príncipe de los Sapeurs, el músico falleció mientras actuaba en el Festival de Músicas Urbanas de Anoumabo.

Los sapeurs (zapadores, en francés) integran un movimiento de dandis que presumen de su vestuario en la más estricta moda europea y son visita frecuente de los centros de diversión en Kinshasa, la capital del Congo Democrático, y Brazzaville, de la vecina República de el Congo, excolonias belga y francesa, por ese orden.