Festival de Cine Africano, el cine de las emociones

0
363

FCAT 13Fuente: ALBA TV/ Texto: M. Laure Rodríguez Quiroga/ Fotografía: Sahra Hazbel

La mirada que desde Occidente se lanza a Africa se ha construido en base a una reducción simplificada y cargada de estereotipos. Por eso, Mane Cisneros decidió poner en marcha el Festival de Cine Africano de Córdoba (FCAT), el único certamen español especializado en las producciones de Africa y su diáspora que ya ha alcanzado su décima edición.

Marcado por la austeridad, este año, el Festival también se ve afectado por la crisis. Se despiden patrocinadores a la vez que se incorporan nuevas empresas o entidades cordobesas operando en el norte de África, en el que se destaca el caso de Magtel con sede en Marruecos o el Instituto Halal, con una dilatada experiencia en el ámbito musulmán a nivel internacional. Se suman así al Ayuntamiento de Córdoba, quien asume el patrocinio principal.

La ciudad de las tres culturas, Córdoba abre espacios al arte, tal y como lo ha venido haciendo desde siglos. Ese fue el caso del pintor afroandaluz Juan de Pareja, ex-esclavo de Velazquez, liberado por el Rey Felipe IV del que expresó: «quien tiene esta habilidad, no puede ser esclavo».

Córdoba vuelve a abrir el telón del arte, esta vez de la mano de la producción cinematográfica con sello afro y que reúne las diferentes formas de sentir Africa. Miradas diversas ante realidades variadas. A partir del 11 de octubre diferentes salas de cine, proyectarán las 66 películas que este año han sido seleccionadas para las secciones programadas (ver programación http://www.fcat.es/descargas/Progra...).

Una cámara en África…

¿Pero qué se conoce de la producción cinematográfica africana? Más bien poco, al igual que la imagen que se traslada del continente que ha sido representada como un paraje exótico carente de historia propia o culturas vacías de civilización. Y es precisamente la historia más reciente la que muestra las consecuencias de una época colonial marcada por la exclusión, donde el cine no quedó al margen de la colonialidad. Eventos como éste, dan la oportunidad a jóvenes propuestas alejadas de las grandes producciones cinematográficas. Traen consigo carácter propio, con sabor a arte.

Adentrarse en el mundo del cine africano, implica reconocer lastres del pasado que en pocas ocasiones se recogen. No debe olvidarse que la producción propia de películas y trabajos audiovisuales de origen africano es relativamente reciente, y emergen como forma de expresión y liberación.

La llegada a principios del siglo XX de trabajos provenientes de Africa, fueron explotados casi en exclusividad por directores de cine occidentales, en parte gracias al Decreto Laval de las colonias francesas que no permitía que la población africana expresase sus ideas sociales, culturales, políticas y artísticas.

Los distintos procesos de independencia trajeron consigo la posibilidad de empezar a utilizar la cámara, como expresó el cineasta Souleymane Cissé, que “tras haberse visto representados en el discurso oficial como seres inferiores, los africanos tomaron la cámara como medio para combatir los mitos que habían justificado la conquista”.

Miradas desde Africa…

Con la independencia se (re)conquistaron las palabras y las imágenes, dos elementos de transmisión de la cultura que ha estado presente en los diferentes pueblos africanos. A partir de ese momento hasta la actualidad emergen nuevas formas de confeccionar producción difundiéndose a través de canales de distribución alternativos y así, dar cabida a la diversidad de experiencias africanas.

Florecen trabajos provenientes del sur del Mediterráneo, después de haber dado tiempo para reposar las ideas de las distintas revoluciones internas que se están produciendo en estos últimos años. No es por azar que estas dos últimas ediciones, se haya abierto en el FCAT la visibilidad a las nuevas producciones cinematográficas de la cuenca afromediterránea.

Los cineastas africanos usan el cine también como una importante herramienta política para rectificar la imagen errónea de los africanos presentados por cineastas occidentales, además de recuperar la imagen de Africa para los africanos. Al menos desde el amplio abanico de miradas para plasmar lo que es sentirse África.

El Festival de Cine Africano de Córdoba (FCAT) nos traslada al cine de las emociones. Disfrútelo.

Más información:
- Página Oficial del FCAT: http://www.fcat.es/FCAT/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here