Estudiosos próximos a nuevas cámaras en tumba de Tutankamón

0
393

egipto_tutancamonLos especialistas que investigan la tumba del faraón egipcio Tutankamón solicitaron más tiempo para realizar pruebas adecuadas y llegar a certezas sobre nuevas cámaras, informó hoy el ministro egipcio de antigüedades, Jaled al Anany.

El equipo de expertos, que busca en particular compartimentos ocultos dentro del monumento funerario en que yacen los restos del monarca, necesita estudiar con precisión los datos obtenidos por radar para estar seguros de lo que encuentran, añadió el titular.

Al Anany, recién nombrado ministro, hizo el anuncio en el valle de los Reyes, de esta localidad sureña, junto a su predecesor en el cargo, Mamduh al Damati, quien adelantó antes de dejar el puesto que este viernes ofrecería resultados definitivos sobre los escaneos en la tumba de quien fue conocido como el faraón niño.

Yaser al Shaib, experto del Instituto de Geología de la Universidad de El Cairo, comentó, por su parte, que a tan pocas horas de terminar el escaneo es imposible asegurar si hay algo oculto tras la tumba de Tutankamón, pero admitió que existen indicios de que ello es así.

Hemos visto cosas que no conocemos, que arrojan muchos datos y muy buenos, pero necesitan el análisis de muchos expertos y desde varios puntos de vista, estimó el especialista.

El gobierno informó que dos expertos egipcios y dos estadounidenses realizaron este jueves 40 escaneos mediante radar durante doce horas.

Ambos investigadores, miembros del equipo de la revista National Geographic, que apadrina esta pesquisa y posee derechos sobre ella, continúan los estudios emprendidos tras observaciones del arqueólogo británico Nicholas Reeves, quien detectó una hendidura en la pared norte del sepulcro.

Reeves estimó que esa grieta corresponde a una puerta sellada que conduce a una posible cámara oculta en la que podría estar enterrada la madrastra de Tutankamón, la reina Nefertiti.

Los expertos buscan en general comprobaciones sobre si hay estancias o huecos detrás de las paredes norte y oeste de la tumba, teoría también formulada en noviembre de 2015 por un equipo japonés.

Neb-jeperu-Ra Tut-anj-Amón, conocido como Tutankamón, reinó de 1336 a 1327 antes de Cristo como el último faraón de sangre real de la dinastía XVIII.

Los egiptólogos aseguran que este rey ascendió al trono después del periodo de Amarna y devolvió a los sacerdotes de Amón la influencia y el poder que habían poseído antes de la revolución religiosa y política de Akenatón.