Desde gran pirámide Egipto envía mensajes de solidaridad por Covid-19

0
90

Por Adalys Pilar Mireles  Foto: Egypt Today

Desde la legendaria gran pirámide, única maravilla del mundo antiguo que perdura, Egipto envió mensajes de solidaridad a quienes sufren por la pandemia de Covid-19 y de agradecimiento a los que batallan contra el flagelo.

Las frases ‘Manténgase a salvo, Quédese en casa, Gracias a quienes nos mantienen a salvo’, permanecieron durante la madrugada en los vetustos bloques de piedra, que alcanzan una altura de 136 metros sobre el nivel del mar.

Tal iniciativa coincide con los esfuerzos del gobierno para frenar el avance del letal virus, que ha ocasionado la muerte a 41 enfermos en el gigante árabe, de 100 millones de habitantes, y contagiado a más de 600 personas.

La edificación terminada en el año 2570 a.n.e, fue testigo ya de otros males que azotaron a los hombres y mujeres del país norafricano, entre ellos tempestades, así como brotes de viruela y la peste negra, esa última mencionada en apuntes históricos corroborados luego por hallazgos arqueológicos.

Tras largas exploraciones por el desierto, investigadores descubrieron en el sitio donde estuvo asentada Amarna -capital de la civilización faraónica en el reinado de Akenatón- una alta acumulación de pulgas y otros parásitos fosilizados que contenían las bacterias productoras de la peste (Yersinia pestis).

No obstante estudiosos afirman que las sepsis fueron otra de las grandes ‘plagas’ del pasado, sin olvidar a la malaria y el caos provocado por las descomunales riadas del Nilo, que además de arrasar todo lo que encontraban a su paso fertilizaban los terrenos de la agreste geografía.

Cerrada al turismo debido a la emergencia epidemiológica, la pirámide de Keops y sus vecinas Kefrén y Micerinos fueron esterilizadas al igual que caminos de acceso y espacios circundantes, en tiempos normales repletos de comerciantes, viajeros, camellos y carruajes.

El conjunto situado en la planicie de Giza está declarado Paisaje Cultural de la Humanidad y constituye uno de los parajes imperdibles dentro de la ruta turística, el cual abriga a la barca solar -elemento simbólico de la mitología egipcia-.

En sus alrededores perviven evidencias de las tumbas de los artífices de la gran pirámide, trabajadores que rotaban cada tres meses y asumieron dicha enigmática obra como un gran proyecto nacional, aseguran egiptólogos.