Declaran en Cuba al 2017 año de las tradiciones afrocubanas

0
150
Como año de celebraciones de las tradiciones afrocubanas declararon al 2017 autoridades de la música de la occidental provincia de Matanzas, sede nativa de importantes grupos cultores de esos ritmos.

La iniciativa surgió de la Empresa Comercializadora musical Rafael Somavilla de esta urbe, a 100 kilómetros de La Habana, según comunicó a Prensa Latina Luis Ortega, promotor de entidad.

Ortega destacó que cinco agrupaciones del género celebrarán festejan y aniversarios cerrados fundacionales, entre ellas las emblemáticas Los Muñequitos de Matanzas (65 años) y el Grupo Afrocuba, que arribará a las seis décadas de creado.

‘El barrio de Pueblo Nuevo será el escenario del homenaje merecido a Afrocuba el 29 de junio, mientras la barriada de La Marina le rendirá tributos y le cantará felicidades en un gran rumbón a Los Muñequitos el 9 de octubre’, especificó el especialista.

Matanzas como en ninguna otra región -subrayó- ‘guarda en su andar diario y cotidiano las manifestaciones que al fusionarse con los antecedentes traídos de España, dieron lugar a la formación y consolidación de lo cubano’.

Ortega precisó que tanto en la ciudad como en el campo de la demarcación se encuentran reminiscencias de los antiguos Cabildos Arará, Abacuá, Iyesá, Bantú y expresiones puramente profanas, como agrupaciones de canto coral y los Bandos.

‘Esos grupos, con múltiples nombres, han representado a los diferentes áreas de la ciudad de Matanzas, siendo el más popular el Bando Azul, fundado en 1910 y que aún se mantiene, y la población conserva cantos y celebraciones’, señaló.

Ortega indicó que festejos y celebraciones surgen del choque de culturas que trajo, desde el tiempo colonial, la creación de la rumba como forma de canto a la vida y anuncia, desde un acontecimiento cotidiano hasta lo local más trascendente.

‘En todas las casas folclóricas de Matanzas siempre hay un espacio reservado para ese género, de ahí que de generación en generación se trasmita, conserve y enriquezca’, enfatizó.

La rumba en Matanzas simboliza -añadió- celebración y festejos, y hasta cuando muere un rumbero se le cantan alegorías, para resaltar sus valores como símbolo de la continuidad de la vida.

Y agregó: ‘Muchas familias matanceras están asociadas a lo rumbero entre ellas tenemos a los Calle, los Mesa, los Baró, los Pellados, así como los espontáneos, surgidos del pueblo desde el siglo XIX’.