Culmina en Brasil Cumbre de Comunidad de Países de Lengua Portuguesa

0
1163
imagesLa XI Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa (CPLP) culminará después de agotar la víspera la única jornada de trabajo de los mandatarios.

En una cena ofrecida anoche a los visitantes, el presidente de Brasil, Michel Temer, anunció que la próxima Cumbre, en 2018, tendrá lugar en Cabo Verde.

Antes, durante la sesión solemne de apertura a la cual asistió el electo secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Antonio Guterres, el propio Temer proclamó la admisión de Uruguay, República Checa, Hungría y la República Eslovaca como Estados observadores de la CPLP, tres ser aprobados por aclamación.

En la ceremonia, el mandatario brasileño explicó que esos cuatro países asumieron un compromiso con los objetivos de la Comunidad y con la promoción, difusión, enseñanza y aprendizaje de la lengua portuguesa. La aceptación de sus candidaturas fue recomendada por el Consejo de Ministros, recordó.

Temer exaltó en su discurso los fuertes lazos culturales que unen a los países de habla portuguesa y expresó que precisamente la fuerza de la CPLP radica ‘en la pluralidad en la unidad’.

Defendemos una comunidad que responda a las demandas de nuestras poblaciones, dijo, y explicó que por esa razón la presidencia brasileña, que ahora se inicia y se extenderá hasta 2018, propone concentrarse en la Agenda 2030 de la ONU para el desarrollo sostenible.

El desarrollo pleno, en sus vertientes económica, social y ambiental, es una exigencia y una necesidad de la ciudadanía en cada uno de nuestros países, remarcó.

Es por eso que el propósito de la presidencia brasileña es contribuir para tener una CPLP moderna y en sintonía con nuestras necesidades reales, precisó.

En el contexto de esta XI Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno de la CPLP, Temer y su par de Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca, se reunieron para suscribir un acuerdo de ampliación de los vuelos entre los dos países.

El convenio prevé que las empresas brasileñas podrán vender servicios aéreos internacionales en Cabo Verde, así como las compañías caboverdianas podrán comercializar en Brasil.

Ninguna de las partes limitará el volumen de tráfico, frecuencia o regularidad de los vuelos y pasajeros, equipajes, carga y valija postal en tránsito directo serán sujetos apenas a control simplificado, acordaron.

Durante la reunión, indicó una nota oficial, los mandatarios también discutieron sobre perspectivas de cooperación en el área de seguridad pública.

Establecida en 1996, la CPLP cuenta en la actualidad con nueve Estados miembros: Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea Bissau, Guinea Ecuatorial, Mozambique, Portugal, Sao Tomé y Príncipe y Timor Leste.

Son objetivos de la Comunidad la concertación política y diplomática, la cooperación multisectorial y la promoción y difusión de la lengua portuguesa.