Caddy Adzuba, Príncipe de la Concordia por su arriesgada defensa de la mujer

0
539

Caddy Adzuba 2La periodista congoleña Caddy Adzuba ha sido distinguida hoy con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014 como «símbolo de la lucha pacífica contra la violencia que afecta a las mujeres, la pobreza y la discriminación, a través de una labor arriesgada y generosa».

Así se refleja en el acta del jurado que hoy ha fallado en Oviedo este galardón, el último de los ocho que anualmente concede la Fundación Príncipe de Asturias y que serán entregados por el Rey el próximo mes en el Teatro Campoamor.

Esta periodista de 33 años ha estado a punto de morir asesinada en dos ocasiones por denunciar las torturas, violaciones y agresiones que sufren las mujeres de la República Democrática del Congo.

Se calcula que, desde el inicio del conflicto en 1996, hay una media de cuarenta violaciones diarias de mujeres y niñas congoleñas que, además, suelen ser repudiadas por sus familias.

Nacida en Bukavu en 1981 y licenciada en Derecho, Caddy Adzuba trabaja actualmente como periodista en Radio Okapi, una emisora que surgió como iniciativa de la ONU, y es miembro de la Asociación de Mujeres de Medios de Comunicación del Este de Congo.

Gracias a esa asociación se han realizado distintas alegaciones a la Corte Penal Internacional y al Senado de los Estados Unidos, denunciando la violencia sexual que sufren las mujeres congoleñas.

También es la presidenta de AFIDEP, una asociación que trabaja con niños y niñas abandonados y perdidos, y con mujeres desmovilizadas, que habían sido reclutadas por las milicias y posiblemente violadas.

 Para el jefe del Ejecutivo asturiano, Javier Fernández, que ha presidido el jurado que ha fallado este galardón, en Caddy Adzuba se reconoce la lucha por los derechos y contra la violencia de las mujeres, que en el caso de África se manifiesta con una crudeza y brutalidad mayor.

Entre los miembros de este jurado, integrado por patronos de la Fundación Príncipe de Asturias, también se encontraba el presidente del Parlamento asturiano, Pedro Sanjurjo, que ha incidido en que el premio reconoce el trabajo de una periodista que se ha significado por la defensa de la dignidad y la libertad en un territorio en guerra.

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, también ha destacado el «valor de la lucha por la defensa de los derechos de las mujeres» mientras que el empresario Antonio Basagoiti ha incidido en que el galardón busca la «defensa de la protección y la dignidad de la mujer en todo el mundo, sea de la raza que sea y se dedique a lo que se dedique».

La candidatura de Caddy Adzuba, que este año también optó al Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, fue propuesta por un miembro de otro jurado y se impuso en la votación final a la de La Custodia en Tierra, encargada de la protección de los Santos Lugares.

En total se habían presentado 40 candidaturas procedentes de 32 países a este galardón, que el pasado año recayó en la ONCE y del que también están en posesión la Federación Española de Bancos de Alimentos, los héroes deFukushima, Manos Unidas o Unicef.

Este año, en las otras categorías, ya habían sido galardonados el arquitecto Frank O. Gehry (Artes), el historiador Joseph Pérez (Ciencias Sociales); y el humorista gráfico Joaquín Salvador Lavado Tejón, Quino (Comunicación y Humanidades).

Los químicos Avelino Corma Canós, Mark E. Davis y Galen D. Stucky (Investigación Científica y Técnica); el escritor John Banville (Letras), el Programa Fulbright de intercambio educativo y cultural (Cooperación Internacional) y el Maratón de Nueva York (Deportes) completan la lista de premiados de la XXXIV edición.

Los Premios Príncipe de Asturias están destinados, según los Estatutos de la Fundación, a galardonar «la labor científica, técnica, cultural, social y humanitaria realizada por personas, instituciones, grupos de personas o de instituciones en el ámbito internacional».