Cabo Verde busca patrimonio mundial para antiguo campo concentración

0
535
Cabo Verde busca el apoyo de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) para inscribir el antiguo campo de concentración de Tarrafal en la lista de patrimonio mundial.

La cárcel de máxima seguridad funcionó de 1936 a 1974 para encerrar revolucionarios portugueses y de las entonces colonias de Lisboa.

Difícilmente quien entraba allí salía con vida, reza en los carteles del ahora museo en la isla de Santiago, en la que se recoge también el testimonio de un médico que dijo: no estoy aquí para curar, solo para extender certificados de defunción.

La pretensión es presentar el año próximo la candidatura al título de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), expresó el ministro de Cultura e Industrias Creativas, Abraao Vicente.

Tarrafal, ya en la lista de patrimonio cultural nacional, consta en la lista indicativa de patrimonio mundial de la Unesco desde 2003.

La idea era presentar la aspiración en febrero, pero estábamos concentrados en el expediente de la morna (un género musical autóctono que interpretó Cesárea Evora), explicó Vicente al ratificar que este se presentará este mes.

El ministro aseguró que el sitio recibirá intervenciones de conservación como parte del proyecto Museos de Cabo Verde, lo cual lo dotará de herramientas interactivas y la reactivación de algunos espacios.

La idea es llevarlo a patrimonio mundial como un homenaje a los que murieron en esa cárcel, inspirada en los campos de concentración de Alemania durante el gobierno de Adolfo Hitler (1933-1945).

De acuerdo con el titular, la rehabilitación de los locales está presupuestada en 45 mil euros.