Aprueba Egipto uso de radares en tumba de Tutankamón

0
864

tutankamonLa Comisión Permanente de Antigüedades de Egipto aprobó finalmente el empleo de radares para detectar una hipotética cámara adicional en la tumba de Tutankamón, ubicada en el valle de los reyes, sur del país.

De acuerdo con la portavoz del ministerio de Antigüedades, Mushira Mousa, las investigaciones permitirán esclarecer si esa habitación, de existir, es realmente la tumba de Nefertiti.

Esa hipótesis fue adelantada recientemente por el arqueólogo británico Nicholas Reeves tras analizar imágenes de alta resolución de las paredes del sepulcro de Tutankamón.

Con el visto bueno de la Comisión, según el Ministro, Mamdouh Eldamaty, podríamos estar en el umbral de un gran descubrimiento arqueológico, que sería el hallazgo del siglo.

Se prevé que los trabajos de campo puedan comenzar en pocas semanas.

En conferencia de prensa este mes, Reeves manifestó su convencimiento de que Nefertiti (1370-1330 antes de nuestra era), tras desaparecer súbitamente de los registros históricos, realmente cambió su nombre por el de Smenkare, reinando así como Faraón en el periodo inmediato a la asunción de Tutankamón.

La estructura del techo de la cámara funeraria de éste, junto a la geometría de la tumba, diferente a la de otros dignatarios y faraones del mismo período, apunta a que tras la prematura muerte de Tut se adaptó un sepulcro mayor ya existente, sostiene Reeves.

Sin embargo, para Eldamaty, de realmente existir la habitación funeraria propuesta por Reeves, ésta pertenecería a la reina Kiya, madre de Tutankamón.

En sus argumentos el Ministro, quien además es experto arqueólogo, expone que cuando el joven faraón abandona la capital Akhtaten para trasladarse a Tebas, probablemente llevó consigo los restos de su madre

Ante la temprana e inesperada muerte de Tutankamón, argumenta, los sacerdotes del Valle de los Reyes (donde se inhumaban los monarcas) tuvieron poco tiempo para buscar una tumba adecuada, pues disponían, según los ritos faraónicos, de sólo 70 días.

Por tanto, sostiene Eldamaty, la tumba de su madre era la elección adecuada.

Asimismo, Eldamati maneja la posibilidad que la tumba original pudiera ser de Meritatón (hija y mujer de Akenatón, el padre de Tutankamón).