Aplazan en Egipto investigaciones en tumba de Tutankamon

0
1132

tutankamonEl ministro de Antigüedades de Egipto, Khaled El Enany, pospuso los escaneos con radar en la tumba de Tutankamon hasta que un comité internacional de científicos evalúe a partir del 8 de mayo los resultados alcanzados con esa técnica hasta el momento.

Los trabajos científicos se aplazan para discutir la totalidad del proyecto en un seminario que se realizará en el Gran Museo Egipcio, en Giza (aun en construcción), sostuvo el Ministro.

En el evento, agregó, se analizarán todos los datos e informaciones recopiladas hasta ahora en el terreno, así como las ideas del arqueólogo británico Nicholas Reeves, quien sostiene que tras la cámara mortuoria de Tut se encuentra oculta la de Nefertiti.

Luego de los últimos sondeos horizontales efectuados con un Radar de Penetración del Terreno (GPR) a las paredes del sepulcro mortuorio del Rey Niño a fines de marzo, se había anunciado otra sesión de exploración con la misma técnica, esta vez con barridos verticales.

Esos trabajos, realizados en el Valle de los Reyes (parte de la antigua necrópolis de Tebas, en el sur de Egipto) por expertos egipcios y de la National Geographic Society, consistieron en escudriñar el entorno de la cámara mortuoria de Tut con un GPR de mayor precisión que el disponible por anteriores investigadores.

Los datos recogidos fueron posteriormente procesados para obtener un modelo virtual tridimensional de la roca, o espacios vacíos, detrás de las paredes del sepulcro, el cual será presumiblemente el plato fuerte de los debates científicos.

La decisión de El Enany de prescindir por ahora del sondeo vertical abre al menos dos líneas de especulación: o los resultados acumulados sugieren claramente la existencia de cámaras ocultas en la roca, haciendo innecesarios nuevos escaneos, o apuntan a todo lo contrario, con la misma conclusión, que también resta importancia a nuevos empleos del GPR.

De cualquier manera, a estas alturas, tras varias falsas alarmas sobre lo que en algún momento se anunció como «el descubrimiento arqueológico del siglo XXI», periodistas, científicos y lectores prefieren esperar a que el seminario termine, antes de darle rienda suelta a sus esperanzas.