África desde su fisonomía interior

0
67
Por Daimarelys Pérez
Desde una detallada perspectiva que encierra con minuciosidad la cultura e Historia General de África (HGA), el Comité Científico Internacional del IX Volumen de ese compendio se propuso culminar este año la redacción de la obra.

La institución cubana Casa de las Américas acogió al comité en su quinta reunión recién finalizada, pero desde 1964 bajo el auspicio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), se asume el reto de elaborar y publicar esa Historia General.

África, tan enigmática como ensortijada en sus conflictos, tradiciones y fisonomía, merece una labor investigativa de gran envergadura, luego de enfrentar siglos de colonialismo, con pueblos enteros durante diferentes etapas sumidos en la iniquidad de las potencias.

Ante similar escenario geopolítico, estudiar todo el continente es una idea perentoria con el propósito de hallar un nuevo punto de vista bajo un basamento científico.

Uno de los objetivos de la Historia General de África fue enfocarse desde un inicio hacia un nuevo fundamento, pues el anterior estuvo comprometido durante siglos por la visión de los viajantes y colonizadores.

Entonces, ¿cómo liberar la historia de África de la discriminación que impregnaron los estudios, sobre todo occidentales, referidos al continente y que aún resuenan con tanta insistencia?

Los involucrados en la majestuosa empresa de sacar a la luz los nueve volúmenes de la HGA -y conscientes de su magnitud- son más de 300 investigadores de diversas áreas del conocimiento quienes implicados en el proyecto de la Unesco, emprendieron un sendero que aún hoy es innovador.

Se trata de un camino interdisciplinario que tiene entre sus características complementar las fuentes ya disponibles.

De igual manera, la elección de principios comunes para lograr un entendimiento sobre la historia del continente está entre las particularidades de la obra en su conjunto.

La Interdisciplinariedad como uno de esos cuatro principios sirvió como pretexto para hacer que esa historia que se quiere contar detalladamente resuene como una gran sinfonía en toda su integridad.

Otra de las primicias es la perspectiva africana, con el propósito de relatar los sucesos desde su lado más íntimo, lo que permite que por fin aparezcan las aportaciones positivas de los pueblos, según apuntaron los especialistas reunidos en La Habana.

África vista en su conjunto: es este otro de los preceptos para concluir la obra el presente año. Ello trajo como resultado destacar lo que tienen en común los diferentes pueblos africanos y que supera el artilugio humano de crear fronteras, las de allí, heredadas del reparto colonial.

Por otra parte, la perspectiva cultural resalta la historia de las civilizaciones, las sociedades e instituciones del continente.

Leer o consultar la HGA es percatarse de ‘cuánto África está presente en cada uno de nosotros y en la cultura brasileña en su conjunto’, escribió el coordinador del postgrado en Sociología y del Núcleo de Estudios Afro-brasileños de la Universidad Federal de Sáo Carlos, Valter Roberto Silvério.

Todo profesional, cualquiera que sea su área de investigación, ‘debe estar en contacto con la HGA, aunque sea por curiosidad’, dijo también el catedrático brasileño.

Mientras, el diplomático, historiador y africanólogo de ese país, Alberto da Costa e Silva, expresó: ‘Tengo al lado de mi mesa de trabajo los ocho volúmenes en inglés de la Historia General de África editada por la Unesco. Recurro a ellos con frecuencia y los considero indispensables para entender el rico pasado de ese continente’.

Aunque es notorio que la trayectoria adoptada -tanto en el transcurso como en la culminación de la obra- no es sencilla, sigue un camino seguro para modificar el discurso y encaminarse hacia una nueva conciencia sobre la tradición de África y comprender la historia universal en su totalidad.