Africa celebra en grande Día Mundial del Jazz

0
703
Países de los cuatro puntos cardinales de Africa celebran hoy a todo trapo el Día Internacional del jazz, nacido hace un siglo en la ciudad estadounidense de Nueva Orleans con distintivos genes africanos.

De los 55 estados miembros de la Unión Africana (UA) en 31 están programados conciertos, seminarios y conferencias cuyo fin es explicar cómo ese género devino parte de la cultura mundial, con rasgos específicos en varios continentes como es el jazz latino y las variantes dixxie, sincopado y blues, entre otras.

Entre los países que han acogido la iniciativa están Argelia, Botswana, Benin, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Cabo Verde, Congo Democrático, Costa de Marfil, Djibouti, Egipto, Gabón, Gambia, Ghana, Kenia, Libia, Madagascar, Malawi, Mali, Mauricio, Marruecos,Mozambique, Namibia, Nigeria, Senegal, Suráfrica, Sudán del Sur, Swazilandia, Togo, Túnez, y Zimbabwe.

La celebración profundizará el respeto de los derechos humanos y todas las formas de expresión, declaró la directora general de la Unesco, Irina Bokova, quien se encuentra en La Habana, la capital cubana.

Cuba fue seleccionada este año como escenario del Concierto Todos Estrellas del Jazz, para reflejar los profundos lazos de ese país con el jazz, especificó la agencia de la ONU en un comunicado.

La cultura de este continente enraizó en Cuba durante la tenebrosa época de la esclavitud y cuyo concepto de nación incluye la participación de africanos en las guerras de independencia contra España.

De hecho, una de las primeras decisiones del líder del levantamiento contra la Corona española en octubre de 1868, el abogado Carlos Manuel de Céspedes, fue liberar de la servidumbre a sus esclavos, a los cuales les dio el derecho a incorporarse a las filas del Ejército Libertador.

Uno de los héroes nacionales de los cubanos es Antonio Maceo Grajales, un gigante mulato al que los cubanos veneran con el nombre de Titán de Bronce, quien ascendió en las filas de las huestes independentistas de solado a Lugarteniente General y sufrió más de 100 heridas en combate.

En la década de los años 70 del siglo pasado la Mayor de las Antillas envió al continente tropas para proteger la independencia de Angola, a la larga contribución sustancial a la liquidación del sistema de apartheid en el sur del continente.