«La introducción en el uso de TIC de mujeres inmigrantes para mejorar su calidad de vida»

0
342
Manuel Gimeno
Manuel Gimeno

Es bien sabido a estas alturas del siglo XXI que el ordenador y el uso de Internet se han convertido en recursos que utilizamos día a día para cosas tan cotidianas como leer noticias, hablar con amigos o familiares, buscar información o reservar nuestras vacaciones.

   Y aunque podamos pensar que el momento actual es el de adquisición de cada vez más sofisticadas habilidades tecnológicas, aún hay un porcentaje de personas para quienes el acceso a estos usos sigue siendo la asignatura pendiente.

   Conscientes de ello, la Fundación Orange y la Fundación Directa han puesto en marcha el proyecto ‘Hola Fabiola’, un programa formativo gratuito que busca fomentar el uso activo de las TIC por parte de las mujeres inmigrantes, contribuyendo a la mejora de su empleabilidad y posicionamiento profesional.

El programa está orientado fundamentalmente a mujeres extranjeras residentes en España, debido a las carencias de muchas de ellas en el conocimiento sobre el uso del ordenador e Internet, lo que les suponía un lastre a la hora de conseguir un trabajo o simplemente buscarlo, comunicarse con familiares que están en su país de procedencia o comprar por Internet.

Se trata, al fin y al cabo, de empoderar a este colectivo a través de un aprendizaje temático en estas herramientas básicas aprovechando las nociones impartidas para profundizar en conceptos como el empleo, el aprendizaje del idioma, la relación con la Administración, etc.

Tras realizar varios cursos de los denominados «piloto» durante el desarrollo del programa, acabamos de lanzar en junio ocho nuevos cursos en diferentes ciudades españolas, con la colaboración de distintas entidades.

He tenido la oportunidad, y la suerte, de asistir a varias clases para tener un contacto directo con las alumnas y conocer su apreciación sobre ‘Hola Fabiola’, ese hola que es la más cotidiana forma de acogida en nuestro país.

Recuerdo especialmente a una señora que comentó que al principio del curso le tenía auténtico pánico al ordenador y que aunque ella tenía uno en casa con acceso a Internet nunca lo había usado. Tras unas pocas sesiones se emocionaba, y nos emocionaba a quienes le escuchábamos, al comentarnos las conversaciones  con su familia, los intercambios de fotos o cómo estaba buscando el vuelo más barato para un viaje de regreso.

«Aconsejo a las mujeres que se lancen a hacerlo, pues el uso del ordenador e Internet representa un paso para abrirse al mundo». Bibiana (Ecuador).

«No puedes ser una gran mujer sin saber lo que es el Word».

Paula (Guinea Ecuatorial).

En estos cursos nos hemos encontrado con necesidades concretas que giran sobre un problema común: la ausencia de conocimientos básicos de Informática e Internet y las barreras que ello les estaba suponiendo tanto a la hora de integrarse en una sociedad cada vez más tecnológica como para comunicarse con sus familiares o amigos.

Teniendo en cuenta que lo que pretende la Fundación Orange es crear lazos de comunicación entre las personas, cobra sentido la existencia de este programa gratuito que se compone de diferentes módulos independientes que se adaptan a las capacidades y necesidades de las usuarias. Por ejemplo, dependiendo del nivel de cada alumna, el curso contiene unos contenidos más básicos o avanzados.

Por otro lado, el curso ofrece formación para el desarrollo del programa al equipo de tutorización, material metodológico y pedagógico del programa (guías, modelos, certificados, etc.). También cuenta con asesoría metodológica, pedagógica y tecnológica durante la experiencia.

Además, cualquier organización tanto pública como privada puede solicitar información acerca de cómo  integrarlo en su propuesta de actividades para orientar a estos colectivos de mujeres. Y, para aquellas alumnas que ya posean un cierto conocimiento de las materias, el curso se puede hacer online (‘www.holafabiola.com‘) y de forma individual.

Manuel Gimeno es director general de Fundación Orange.

Este proyecto cuenta con el apoyo financiero del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad y con el aval de entidades como ONU Mujeres, la Secretaría General Iberoamericana, la Red de Telecentros o el Consorcio Identic.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here