Muestra el Mediterráneo elevada contaminación por plásticos

0
160

El Mediterráneo es el mar que más contaminación plástica tiene en el mundo, con unas 570 mil toneladas de residuos que acaban cada año en sus aguas, informó el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF en inglés).

Un informe de la mayor organización conservacionista independiente plantea que si esa cuenca marina fuera un país, sería el cuarto productor global de basura plástica, con Italia como la nación que más genera desechos de ese material.

Según el WWF, esas 570 mil toneladas de residuos plásticos equivalen a 33 mil 800 botellas por minuto, por lo que más de un 95 por ciento de sus residuos son plásticos, porcentaje que a nivel mundial disminuye hasta el 60 u 80 por ciento.

Cachalotes, delfines o tortugas marinas están amenazados ya que los llamados macroplásticos, como bolsas, redes de pesca o botellas, provocan el enredo, la malnutrición, la asfixia, la estrangulación de mamíferos y otros animales, y dañps a la fauna como los corales.

Mientras, los microplásticos de menos de cinco milímetros son ingeridos por cientos de especies, intoxicando la cadena alimentaria hasta el ser humano, en una zona altamente poblada con más de 427 millones de habitantes, el 7 por ciento de la población mundial y el 25 por ciento del turismo internacional.

A nivel global cada año acaban en los océanos unos ocho millones de toneladas de plástico, un material que puede tardar siglos o más en desaparecer, cuyo 70 por ciento se va al fondo marino y el 15 por ciento se queda flotando.

De acuerdo con las estadísticas de ONU Medio Ambiente, el mundo produce aproximadamente 300 millones de toneladas (40 kilos por persona) de residuos plásticos cada año, y actualmente solo el 14 por ciento se recolecta para el reciclaje.

La necesidad de revertir esa situación es tal, que los expertos estiman que para el 2050 el peso de la basura va a superar al de todas las criaturas marinas.

Al respecto, la ONU advirtió que de no adoptarse medidas urgentes, existe un elevado riesgo de deterioro de los ecosistemas marinos y, por consiguiente, de la biodiversidad en el mar.