Los genetistas revelan la verdad: los antiguos africanos podrían tener la piel clara

0
1074

Los genetistas identificaron un gen encargado de controlar el color de la piel humana e investigaron su evolución por primera vez. Descubrieron que su estructura cambió de manera considerable antes de que los antecesores de los habitantes actuales abandonaran África. Los resultados de la investigación aparecen en la revista Science.

«Lo más interesante es que los genes relacionados con la piel clara tienen una estructura similar en el caso de los bosquimanos y en el caso de los antiguos (hombre de Neandertal y hombre de Denísova). Esto demuestra que la piel clara podría haber aparecido antes de la separación entre los antecesores del hombre moderno y sus ‘primos'», comentó Carles Lalueza-Fox del Instituto de Biología Evolutiva de Barcelona.

Según opinan los científicos, todos los hombres se parecían a los africanos modernos antes de abandonar ‘la cuna de la humanidad’, África del sur o del oriente, lo que sucedió hace 200-300.000 años. Al penetrar a las regiones norteñas de Europa y Asia la gente tuvo que adaptarse a condiciones drásticamente diferentes.

Los científicos opinan que esta adaptación llevó muy poco tiempo, y con tan solo unas pocas generaciones, los futuros europeos y asiáticos adquirieron genes relacionados con la piel clara, una fuerte inmunidad, resistencia ante la deficiencia del calor y otras cualidades necesarias para sobrevivir en las duras condiciones del norte. Algunos de los genes podrían ser una herencia de los hombres de Neandertal con los cuales interactuaron los hombres de Cromañón hace 50-100.000 años.

Sara Tiskoff de la Universidad de Pensilvania (Filadelfia) y sus colegas descubrieron que el color de la piel humana empezó a cambiar mucho antes de lo que suponían los científicos, al descubrir los genes encargados de controlar el color de la piel y comparar su estructura en el ADN de la población africana.

Según anota el genetista, en contra de la opinión común, los habitantes del ‘continente negro’ pueden tener la piel de diferentes colores. Por ejemplo, los sudaneses suele tener la piel negra como el hollín, mientras que la población indígena de Sudáfrica — bosquimanos y joisán — son fáciles de confundir con los habitantes morenos de la India u otros pueblos de Asia meridional.

Esta variedad resultó ser causada por las diferencias en seis genes: SLC24A5, MFSD12, DDB1, TMEM138, OCA2 y HERC2, cuya mutación determina el color de la piel. La evidencia genética indica que la variante de pigmentación ligera en SLC24A5 se introdujo en África Oriental por el flujo de genes de no africanos. En todos los demás lugares, las variantes asociadas con la pigmentación oscura en los africanos son idénticas por descendencia en las poblaciones del sur de Asia y de Australia-Melanesia.

Resulta aún más interesante que el color de piel de los antecesores del hombre comenzó a cambiar hace más de un millón de años.

El análisis de los datos mostró que los genes de piel clara eran los primeros en aparecer y más tarde se sustituyeron por los genes de piel morena y negra. Según los científicos esto podía ser provocado por un nivel relativamente bajo de rayos ultravioletas en la región meridional de África.