Egipto y Mali, en problemas